lola

Calabacines gratinados a la griega

Ya sabéis que me encanta la cocina mediterránea y esta receta griega no podía ser una excepción.  El único requisito para el éxito de este plato es que los ingredientes sean de buena calidad. Es importantísimo que los calabacines estén frescos y  firmes para evitar desagradables sorpresas en el sabor. Ya os hablé del responsable de su amargor aquí. Y qué os voy a decir del queso Feta, me encanta. Siempre tengo un paquetito en la nevera. Su sabor es muy característico por lo que resulta difícil sustituirlo por otro sin cambiar las cualidades de este plato pero seguro que también está rico si utilizamos parmesano, grana padano o incluso alguno de nuestros manchegos.


INGREDIENTES

4 calabacines de tamaño medio, 2 pechugas de pollo (sin piel), 1 cebolla morada, 4 puñados de nueces ya peladas, 75 grs. de queso Feta, 1 diente de ajo, 1 huevo, aceite de oliva virgen extra y sal


En primer lugar necesitamos cocer los calabacines. Podemos hacerlo en el microondas, en una cazuela grande con abundante agua y sal o bien en el horno. A mi particularmente como más me gustan es en el horno pero con cualquiera de los otros dos métodos se ahorra bastante tiempo y el resultado también está rico así que vosotros decidís. 

En el micro los podéis cocer fácilmente poniéndolos en una fuente que se pueda utilizar en este tipo de electrodomésticos. Ponéis algo de agua en el fondo (tres o cuatro cucharadas) y los tapáis bien con papel film procurando que queden herméticos. Los ponemos al máximo y los dejamos durante 5-7 minutos. El tiempo dependerá de la pontencia de nuestro microondas. Podemos pararlo cuando llevemos cinco minutos y tocar con la mano para ver si ya está casi hecho (se terminarán de hacer con el gratinado). Si todavía le falta algo lo dejamos un par de minutos más.

Si lo hacemos en el horno los salpimentamos, les ponemos un chorrito de aceite de oliva y los envolvemos en papel albal. Los dejamos a 180ºC unos 30 minutos, hasta que estén casi listos.

También podemos colocar una cazuela grande con agua y sal al fuego. En el momento en que empiece a hervir añadimos los calabacines y los dejamos cocer durante 5 minutos.


Mientras se van haciendo los calabacines vamos a trocear las pechugas. Si queréis podéis picarlas con alguna maquinita y si no hacéis pequeños cubitos con ayuda de un cuchillo. Cuando la tengamos lista fileteamos un diente de ajo y lo ponemos al fuego en una sartén con algo de aceite. Seguidamente añadimos la cebolla picada finita y a continuación las pechugas de pollo. Dejamos que se vayan haciendo a fuego medio durante 10 minutos. 

Para entonces ya tendremos listos nuestros calabacines. Con ayuda de un cuchillo y de una cucharita sacabocados les hacemos una incisión a lo largo para ir sacándoles la carne. La troceamos y se la añadimos a la sartén junto con las pechugas y la cebolla. Subimos un poquito el fuego y dejamos rehogar todo junto durante un par de minutos. Mientras tanto vamos troceando las nueces. Trasncurrido ese tiempo retiramos la sartén del fuego y añadimos los frutos secos bien picados, un huevo ligeramente batido y las dos terceras partes del queso Feta. Mezclamos todo bien y rellenamos con la farsa nuestros calabacines. Espolvoreamos con el queso que hemos reservado y metemos al horno para gratinar. Lo dejaremos a 180ºC durante unos 30 minutos. Si vemos que se nos empieza a quemar lo protegemos con papel albal y listo. La verdad es que el resultado está rico, rico. Animaros a probarlo.

39 comentarios:

  1. Ummmm como me apetecen para la cena!!!! no las he comido a la griega nunca, pero no tengo problema...me gusta todooooo!!!besos

    ResponderEliminar
  2. Pues ya lo creo que me animo y me lo apunto. Tiene una pinta estupenda!! Me encanta el calabacín, el queso en fin, todo lo que lleva. Bss

    ResponderEliminar
  3. Increibles, que ricas !!! ufff me guardo esta receta, me ha encantado su presentación.

    Besos

    LA COCINA DE LAS PINUINAS

    ResponderEliminar
  4. Que bueno, Sacer.
    Cuando leí a la griega, me temía que llevaran algo de pepino, pero al ver que no lo llevan, me ha entusiasmado.
    Con todo lo que lleva no es que esté bueno, seguro que está buenísimo, y la presentación te ha quedado fantástica.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Mi querida Sacer, Por la diferencia de horas, aquí estamos comenzando a preparar la comida del mediodía, y mira que iba a hacer los calabacines de otra manera, pero me has inspirado, va enseguida esta receta a mi cocina, me fascina y tengo todos los ingredientes a mano, besitos

    ResponderEliminar
  6. excelente plato! lamentablemente, el feta es imposible de reemplazar. y por acá no es muy fácil de conseguir así que se me pianta un lagrimón cuando veo tus fotos, jeje

    ResponderEliminar
  7. Que pinta!!! me llevo una!!! ;)

    ResponderEliminar
  8. Hola Bonita, me encanto la receta (ya la guarde). Solo una cosita, los calabacines, son los zapallitos verdes o las berenjenas? sea como sea, la verdad es que el relleno esta espectacular.

    Besos

    ResponderEliminar
  9. Sacer como me han gustado!, que forma tan rica de prepararlos además con feta que lo adoro. Creo que me gustarán más sin los hago al horno, ya te contaré!
    Un beso

    ResponderEliminar
  10. Me dejas que le conteste a Silvia que es paisana mía?....son parecidos a los zapallitos,pero a diferencia de los de Argentina,son alargados,con mucha pulpa.Y las berenjenas son igual que las de allá.
    Sacer un relleno para disfrutar,me encanta esta versión.

    Un besote

    ResponderEliminar
  11. Que receta tan estupenda Sacer!!!. Me enacntan las verduras rellenas y estas son una exquisitez.
    Ayer en mi receta recordé tu concurso, espero que se esté apuntando mucha gente.

    Besitos cielo,

    ResponderEliminar
  12. Qué maravilla!!! Deliciosos estos calabacines.
    Un besín

    ResponderEliminar
  13. Me ha encantado esta receta!!!
    La veo super facil y original!! Me la apunto!!xDD
    A demás, la foto es de escándalo!!Un besO

    ResponderEliminar
  14. Entra por los ojos de un modo irresistible!
    Las fotos de delito!!;-)

    ResponderEliminar
  15. Que calabacines mas ricos, me los apunto en pendientes.
    Besitos

    ResponderEliminar
  16. Mi receta es muy parecida.Ya he tomado nota de ese toque con las nueces, me gusta y seguro que le de un punto diferente y muy rico.
    A mí también me gusta mucho el feta.Volvimos de Grecia con un buen trozo aunque la verdad, tomarlo en casa no es lo mismo.
    Un abrazo,
    María José

    ResponderEliminar
  17. Tienen que estar deliciosos! me encantan las verduras rellenas y gratinadas, pero curiosamente con todo lo que me gusta este queso, nunca las he preparado con él

    ResponderEliminar
  18. Me encanta la receta, muy sana y ,además, de las que le gustan a mi hija , que también es importante.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  19. Dios mío, que cosa más rica! Me estoy muriendo por aquí detrás de la pantalla... Y esa presentación! Un 10!!

    Besitos

    ResponderEliminar
  20. Para chuparse los dedos . Estupenda. Un besote de OLI de ENTREBARRANCOS

    ResponderEliminar
  21. que rica receta, te ha quedado estupenda. Me llevo a mi casa un tupper. Bss

    ResponderEliminar
  22. Nada más ver la foto pensé que eran berenjenas, por el color tan oscuro. Pero como me gusta tanto la berenjena como el calabacín, me comía ahora mismo una ración. (Y eso que ya he cenado).
    Me encantan las fotos!! Qué arte tienes!!
    Besos.

    ResponderEliminar
  23. Maravillosos estos calabacines rellenos.
    Besos

    ResponderEliminar
  24. Sacer:
    Estupenda receta, Yo hago una parecida, tomo nota de tus truquillos.
    Me encanta el queso feta.
    bss
    Patricia

    ResponderEliminar
  25. Sacer, vaya fotazas!!! La receta me ha gustado, pero chica con estas fotos que haces alucino y disfruto como una enana!!
    Un besito,
    Esther

    ResponderEliminar
  26. Tiene una pintaza espectacular! Me encantan las verduras rellenas. Esta receta me la guardo!

    ResponderEliminar
  27. Un plato perfecto para mi gusto, estas recetas italianas son fantásticas, qué maravilla!

    ResponderEliminar
  28. SAcer!! Que pinta tienen estos calabacines por Dios!! Me muero por probar uno! Te han quedado estupendos!!

    Un besito guapa!

    ResponderEliminar
  29. Madre mia que plato mas rico,ver solo las fotos y da hambre,que maravilla...me la apunto :)
    Se me olvido decirte en la otra entrada que me encanta el nombre de tu blog,no hay cosa mas rica que las uva con queso ^^
    besotes!! ;)

    ResponderEliminar
  30. Un relleno delicioso le has puesto a estos calabacines.
    Besos.

    ResponderEliminar
  31. Creo que es un plato delicioso Sacer, me encanta. Y con esas fotos que nos has hecho dan ganas de atacar la pantalla.
    Besos

    ResponderEliminar
  32. Oye gracias por visitarme porque me has permitido descubrirte y me ha encantado.
    Me quedo por aquí, por supuesto me guardo esas berenjenas.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  33. Que buena pinta tienen estos calabacines gratinados con feta, deben estar riquísimos!!! se me hace la boca agua!!! muchos besos

    ResponderEliminar
  34. Qué delicia de calabacines! Enhorabuena por tu blog, me quedó por aquí. Un besico.

    ResponderEliminar
  35. Sacer: Te copio aquí el testamento que te he contestado en mi blog, respecto a las aromáticas. Espero que te sirva.
    Por lo que me cuentas tus plantas están sufriendo mucho. Me explico. Lo peor que se puede hacer es cambiarlas continuamente de sitio. Ellas se hacen a un lugar y cuando ya se han aclimatado, las cambias y las matas!!. Las aromáticas necesitan un lugar con mucha claridad, a ser posible que no las dé el sol del mediodía. Y, recuerda que soportan muy bien los cambios de temperatura. No hace falta taparlas ni protegerlas con nada. Otra cosa que debe hacer, con algunas, como la menta, el romero, etc. es despuntarlas. Quita las ramas más altas para que no crezcan como un eucalipto. Con esos esquejes, si los metes en un tarro con agua, unos días, puedes hacer nuevas plantitas. Sólo necesitas que cada esqueje tenga 3 o 4 nudos.
    Ahora, los bichos....Lo que mejor resultado me ha dado y te puedo asegurar que he probado muchas cosas es agua con jabón. Un jabón suave, como el que usamos para lavarnos las manos. Haces el agua jabonosa y con un pulverizador, mojas las hojas por su revés. Todas. Hay que tener paciencia y repetir porque mata los insectos pero no, las larvas.
    Espero que te sirva lo que te cuento. Y recuerda que hay que regar cuando la tierra esté seca, que si se riegan mucho también atraen las enfermedades.
    ¡Vaya rollo te he soltado!! jajaja
    Besos.

    ResponderEliminar
  36. Maravilhosa sua receita, adorei. Um abraço, Marta

    ResponderEliminar
  37. Madre mía, este plato se sale de la pantalla de rico, me encantan las berenjenas de todas las formas posibles, pero así tienen que ser pecado. Unas fotos preciosas. Besos.

    ResponderEliminar
  38. ¡Ummm! Otra receta que me ha gustado mucho. Estoy viendo que me tiraría un buen rato por tu cocina, porque tienes recetas fantasticas. De todas formas ya no te voy a perder de vista, je je.

    Me ha parecido muy curioso que por culpa del etileno el calabacin y otras hortalizas ¡amarguen! No se, creo que nunca lo he notado, pero ahora andare mas pendiente.

    Voy a ver en que consiste ese concurso que has organizado.

    Besos!!

    ResponderEliminar