lola

Magdalenas de coco al instante


No os ha pasado alguna vez que os apetece tomar algo dulce y no tenéis en casa ni siquiera una triste onza de chocolate. Y basta que no tengáis nada para que os apetezca todavía más. Os recomiendo que vayáis a vuestra despensa a ver si os queda un bote pequeño de leche condensada y un paquetito de coco rallado porque en 2 minutos tenéis listo un dulce con el que quitaros ese antojo. Eso sí, absteneros los que no seais muy golosos.

La verdad es que la idea no es mía. La encontré hace tiempo en un blog portugués cuyo nombre no soy capaz de recordar. Ni siquiera sé cómo llegué hasta allí pero si me encuentra ella a mi la citaré encantada. El caso es que varias semanas después, al descubrir que no tenía nada dulce para acompañar el café, mi subconsciente vino al rescate refrescando mi memoria con aquella receta. Este fue el resultado. Rico, rico y más fácil y rápido no puede ser. Lo más difícil esperar los 15 minutos de horneado. ¿Os atrevéis?


INGREDIENTES
1 bote pequeño de leche condensada, 1 huevo y coco rallado (100-125 grs.)

ELABORACIÓN
Lo primero es poner el horno a calentar porque lo demás no nos va a llevar a penas tiempo. Todo el esfuerzo que debemos realizar consiste en abrir nuestro bote de leche condensada y verterlo en un bol donde vamos a añadir la yema de huevo y el coco rallado. Difícil, verdad. Mezclamos y después de tan agotador esfuerzo que nos habrá llevado menos de un minuto rellenamos con esta mezcla nuestras cápsulas. Podemos colmar los moldes porque no se nos van a salir. Y a esperar 15 minutos hasta que estén listas. Os aconsejo descansar durante ese tiempo porque del esfuerzo estaremos agotados (je,je,je).

33 comentarios:

  1. Ostras! Esta receta es fantástica...ahora mismo queda guardada en favoritos...y yo a dieta ayyyy qué pena más grande, porque creo que tengo leche condensada...y huevo ...y coco, no sé si resistiré ufff

    ResponderEliminar
  2. Me acabas de hundir...

    No tengo leche condensada, pero ahora, a ver como hago para no comprar un bote y hacer esta delicia extra rápida...

    Beso

    ResponderEliminar
  3. Pues claro que me atrevo. Lo que pasa que tendré que encontrar a alguien que luego se las coma porque a mí el coco como que no, Ops!

    Alguna sugerencia para sustituirlo?

    Besos

    ResponderEliminar
  4. Tengo huevo, tengo coco, pero no tengo leche condensada, así que mañana tendré que añadirla a la lista de la compra, porque se ven deliciosos.
    un biquiño

    ResponderEliminar
  5. ¡Oye, que fácil! Lo malo es que a mi marido no le gusta el coco y mis hijas no están ni en casa ni en Cantabria. Se las regalaré a alguien, pero las tengo que hacer.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Por fin tengo un ratito para venir a visitarte y me he quedado encantada con tus recetas, todas increibles. Estan magdalenas ademas de faciles, ricas, que mas se puede pedir, esas alcachofas de lujo y mas siendo una receta de tu madre que seguro que cocina estupendamente.

    Un saludo y muchas gracias por tantas recetas tan riquisimas.

    ResponderEliminar
  7. Me he quedado tonta: que rápido! que fácil! y que ricooo!! y tengo todos los ingredientes en casa, que tentación, jajaja. Esta se la prepararé a mi padre que le encanta todo lo que lleve coco.

    Bicos

    ResponderEliminar
  8. Qué difícil, jajaja, son como magdalenas y no llevan harina, pero tienen pinta de dejarse acompañar por un café. Habrá que tener siempre en la despensa estos ingredientes.
    Besos.

    ResponderEliminar
  9. ¡Tiene que estar delicioso!
    Creo que es lo mas facil de hacer que he visto y se ve tan delicioso.... es que todo lo que lleve leche condensada me enamora y esto ha sido un flechazo.
    ¡Es un imposible no hacerlo!
    Besitos.

    ResponderEliminar
  10. ANA MARÍA,

    Je,je,je. La operación bikini nos trae a todas por la calle de la amargura. Es tan difícil resistirse. Ya me dirás si lo consigues. Un besito.

    EL FUTURO BLOGUERO,

    Hoy no te quejarás porque os lo he puesto fácil. Casi tanto como el bocadillo de tortilla francesa más jugoso que jamás he comido que tienes en tu blog. Un besito.

    BEATRIZ,

    Me lo has puesto muy difícil. A ver qué te digo yo que le pongas en vez de coco. Yo probaría con zanahoria rallada pero igual me dices que es peor el remedio que la enfermedad. Lo único es que la zanahoria ya de por si tiene un sabor algo dulce así que para romper un poco yo le añadiría algo de canela y cásara de limón rallada. No sé qué tal saldrá el invento. Si lo haces ya me dirás. Un besito.

    ResponderEliminar
  11. PILAR,

    Espero si las haces que te endulcen el día y te lo pongan un poco más fácil. Ojalá todo pudiera arreglarse tan fácil. Un besito, guapa.

    AMPARO,

    Te digo lo mismo que a Beatriz. Si te atreves prueba a hacerlas sustituyendo el coco por zanahoria rallada con canela y algo de ralladura de limón. Si sale bien el experimento me lo decís por fa, que me hará ilusión. Un beso.

    ResponderEliminar
  12. MERY,

    Me alegro de verte por aquí y de que te gusten las recetas. La verdad es que esta es fácil y está muy rica y de la de mi mami qué te voy a decir yo que soy su hija. Un besito.

    RAKELILLA,

    Si se la haces a tu padre ya me dirás si le gusta. Espero que sí. Un besito.

    ResponderEliminar
  13. Ay!!qué buena solución, es verdad, a veces dá como una ansiedad de algo dulce, lo-que-sea , y si no ves nada, te pones de muy mal humor!! lo apuntaré para esos momentos!
    besos

    ResponderEliminar
  14. LA COCINERA DE BETULO,

    Cuidado con tener siempre a mano esos ingredientes ahora que se aproxima la operación bikini. Es contraproducente. (Je,je,je). Un beso.

    MARI CARMEN,

    A mi también me gusta mucho la leche condensada y el coco así que me encantó. Supongo que a los menos golosos a lo mejor les resulta demasiado dulce. Yo lo encontré delicioso. Espero que si lo pruebas a ti también te guste. Un besito,

    ResponderEliminar
  15. ANTONIA,

    Tienes razón. A mi también me pasa eso del mal humor. Así que para prevenirlo mejor tener siempre algo en la despensa. Un besito.

    ResponderEliminar
  16. Joé, sacer, cómo te lo montas!. Madre mía... menuda bomba dulce!. Uyyyyyyyy, si la pilla Marc... jejejejejejej
    Un besoteeeeeeeeeeeeeee

    ResponderEliminar
  17. pues si que son faciles, con lo que nos gusta el coco en casa, encima tengo coleccion de botes de leche condensada!estan caen!un besito

    ResponderEliminar
  18. LAURITA,

    Me he pasado por tu blog para dejarte un comentario pero hija, no hay manera. Me da un mensaje de error así que mañana volveré a intentarlo. Ay qué ver qué poderes tiene esa ensaladilla. Un besote, guapa.

    IRENE,

    Aprovecha esa colección de leche condensada. Verás como seguro que te gusta. Un besito.

    ResponderEliminar
  19. Sensacional estas recetas me encantan porque yo me aguanto las ganas de la merienda pero mis hijos no jejej así aun cuando no tenga ganas de hacer nada te animas de lo rápido y rico, ya está anotada tu recetilla maravillosa.
    muchisimos besitos

    ResponderEliminar
  20. Pues si que nos lo pones fácil....
    Anotado queda.En la despensa siempre tengo leche condensada y un paquete de coco.
    Buen fin de semana,
    María José.

    ResponderEliminar
  21. No me lo puedo creer!!!! que buena receta, que fácil y que resultado!!!! gracias por compartirla. Un beso

    ResponderEliminar
  22. Rápido y rico, ¿ se puede pedir más?
    Y con esa mesa puesta con tanto gusto, a ver quién el guap@ que lo deja pasar.
    Un besito

    ResponderEliminar
  23. Eres una artistaza Sacer!!!!! mira que es original esta receta! y la pinta es buenísima! La presentación como siempre, de 10!!!!
    Besos!

    ResponderEliminar
  24. Uvas y queso
    saben a beso
    y estas magdalenas
    irresistibles y sencillas
    saben... a gloria!!!
    Con permiso la copio... pensando en mis hijos, aunque las probaremos toda la familia. Gracias.
    Un biquiño y hasta la vuelta Isis.

    ResponderEliminar
  25. Pero bueno niña.....pero que cositas me haces tan ricas..increible hacer unas madalenas sin harina y en un pis pas. Te las sabes todas, no hay nada que se te resista, eh...??
    Besitos guapa.

    ResponderEliminar
  26. Me encanta el coco y la leche condensada ni te cuento así que no tengo excusa, verdad? jejeje
    Besos!

    ResponderEliminar
  27. Hola he venido desde Argentina, y como tú dices en esta receta no sé ni como llegué creo que enlazando gente, veo varias caritas conocidas no sé como no llegué antes pero me encantó hacerlo, te invito a que conozcas un poquito de sabores de este lado del continente.De mi parte aquí me quedo un cariño
    www.recetasdecocinaaromasdemama.blogspot.com

    ResponderEliminar
  28. Carai qué fácil, esto es hacer un dulce buenísimo y con tan pocos ingredientes!
    Me siento identificada con lo de abrir la despensa y no tener algo dulce con que matar el gusanillo!
    Me ha gustado mucho, y te han quedado muy bien.

    Besos.

    ResponderEliminar
  29. Hola SACERDOTISADEISIS, por fin encontré tu blog,
    gracias a Dios, siempre el que busca encuentra, ya que si no me hubiera perdido estas ricas magdalenas y que fáciles de hacer... Un gusto que sigas mi blog... ;-)

    Un besito y me quedo para seguirte.

    ResponderEliminar
  30. vaya... me quedo sin palabra.. me encanta tu formula de la golosina.. tiene que ser delicioso. es facil... que mas pedir para dejarse llevar..
    besos

    ResponderEliminar
  31. hola soy azahar y me gustan mucho las magdalenas de coco y ademas super faciles de hacer. Un saludo

    ResponderEliminar