lola

Crema fía de remolacha


Este año parece que el verano se resiste a hacer acto de presencia. Tal vez si le ayudamos un poquito con un plato refrescante y fácil, de esos que se agradecen cuando el calor aprieta...



En España tenemos la suerte de contar con numerosas sopas frías a lo largo y ancho de toda nuestra geografía siendo en el sur donde, como consecuencia de los rigores del verano, las encontramos con mayor profusión. Así cuando el termómetro sube nada como un buen ajoblanco, nuestros gazpachos, los salmorejos, las cachorreñas a base de naranja amarga, la mazamorra, la porra antequerana o el zoque malagueño entre otras muchas delicias, para ayudarnos a combatir el calor. Para mi estas sopas frías fueron todo un descubrimiento ya que en el norte, no estamos tan acostumbrados a este tipo de preparaciones. Hasta hace poco sólo había probado el gazpacho y la verdad es que me resultaba demasiado fuerte. Pero el verano pasado descubrí las versiones a base de frutas como la sandía, las fresas, las cerezas, el melón o los melocotones y me encantaron porque son bastane más suaves y desaparecen los sabores intensos, como el de la cebolla que en crudo me resulta incomible. Y qué decir del salmorejo, me chifla.

La verdad es que el verano pasado me dio por probar sopas y cremas frías diferentes. Algunas realmente deliciosas, tanto que ya tenía ganas de repetir. Así que para calentar motores os dejo con una que hice este fin de semana. Es una receta sacada de la estupenda web de Directo al Paladar. Podéis ver la suya aquí. Espero que os guste tanto como a mi. Prometo dar buena cuenta de los descubrimientos que vaya haciendo este verano porque pienso seguir probando algunas más. Animaros vosotros también. Hay mil variantes.



INGREDIENTES

500 gr de remolacha cocida (la venden ya así en los super), ½ litro de leche, 2 huevos cocidos, 125 ml de vinagre de Módena, 125 ml de aceite de oliva virgen extra, sal y pimienta negra molida.



ELABORACIÓN

Más fácil no puede ser. Abrimos nuestro paquete de remolacha. La troceamos groseramente y la introducimos en el vaso de nuestro robot. A continuación añadimos la leche, el aceite, el vinagre, la sal y la pimienta y trituramos. Con estas cantidades sobresale bastante el sabor del vinagre de modo que si no os gusta tanto podeís rebajar la cantidad hasta dejarla a vuestro gusto. Para mí así está bien. Lo más importante es hacelo de víspera para que se amalgamen los sabores. A la hora de servir decoramos con huevo picado y listo. Espero que os guste.

Por cierto, para los que no conozcáis todavía el sabor de esta verdura, deciros que os animo encarecidamente a probarla. A mi personalmente me recuerda al sabor de los espárragos. Probadla y ya me diréis.

17 comentarios:

  1. Mmmm me encató y más ahora con el calor que está haciendo!!! esta seguro que cae... mmm dulcita...

    ResponderEliminar
  2. ¡Que buena tiene que estar! Me gusta la remolacha, esta crema no la he probado nunca, pero caerá.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Nunca he probado la crema de remolacha, pero creo que ha llegado la hora de hacerla. Te ha quedado con muy buena pinta.

    ResponderEliminar
  4. Pues con esta delicia de sopa seguro que el veranmo llega corriendo, lo que yo te diga ;)
    Besazos!

    ResponderEliminar
  5. hola guapa primera vez que visito tu blog y te felicito tienes cosas muy ricas.
    Saludos
    Olguis.

    ResponderEliminar
  6. a mi me encanta la remolacha-.. en verano me harto de zumo de remolacha fresca y manzana.. lo meto todo en la licuadora y me vuelvo lokaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa jajaja
    esta sopa seguro que terminaba de enloquecerme por completo.. hija qué pinta!!!
    besotes

    ResponderEliminar
  7. Me alegro de que os guste esta cremita fría. La verdad es que entra muy bien y se prepara muy rapidito. Un besito a todas.

    ResponderEliminar
  8. Hola Olguis,

    Gracias por pasarte por el blog. Me alegro mucho de que te gusten las recetas yo las hago con mucho cariño. Un besito,

    Sacer

    ResponderEliminar
  9. Hola, gracias por visitarme asé te he conocido y ahora poré seguirte!!
    La cremita de remolacha que publicas tiene una presencia muy apetecible, en casa la hacemos muy parecida y nos encanta!! Probaré con los ingredientes que le pones tú que seguro que también nos gusta mucho!!
    Saludos,

    ResponderEliminar
  10. Me encanta la crema de remolacha. No la hago así, pero ahor mismo voy para la cocina y primer plato resuelto.
    Un beso

    ResponderEliminar
  11. A mi este año, con la cosa de querer hacer vida sana, tambien me ha dado por probar las cremitas frias.
    Así que ya le dí a copiar y pegar en el word, jejeje.
    Besos.

    ResponderEliminar
  12. Que rica, que color.... me encanta!

    ResponderEliminar
  13. Hola, excelente receta, y me enseñaste algo mas que se puede hacer con las remolachas... muy buena!!
    Desde que empece a seguirte, me encanto el nombre de tu blog, ya que nadie por acá me creía que "las uvas y el queso, saben a besos..." de muy chica mi abuelo (Mallorquín) me enseño a comer uvas con queso... algo que se me había borrado con los años y que me hiciste recordar...
    Por eso, porque me encanta tu blog y que decir de tus recetas es que te pido que pases por mi blog y retires algo que hay para vos.

    Desde Argentina, un beso.

    ResponderEliminar
  14. ¡se te echaba de menos! tiene que estar buenísima esta crema de remolacha y las fotos... chulísimas
    besos y no nos abandones!!

    ResponderEliminar
  15. Si señor una receta bien fresquita para esos clores que tardan en llegar.

    Saludos!
    Ana de: 5 sentidos en la cocina

    ResponderEliminar
  16. Qué color tan potente!!
    Y con el calor que empieza a venir se presenta perfecta!
    Me gusta, y me alegra que vuelvas por aquí!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Hola, para ser sincera nunca he preparado sopa fría me voy animar con esta que se ve muy rica y nutritiva.
    muchos besitos

    ResponderEliminar