lola

Alacachofas con vinagreta de mostaza de Rick Stein (Deliciosas)

Hoy os traigo una receta sencilla y absolutamente deliciosa de la mano de uno de mis cocineros favoritos.  Ya os he hablado de él en más ocasiones. Sus series de televisión me encantan, sobre todo sus Escapadas por el Mediterráneo. Si tenéis ocasión de verla, no perdáis la oportunidad, es maravillosa. Suelen ponerla todos los años en Canal Viajar cuando llega el buen tiempo. Es una mezcla entre un documental sobre gastronomía y uno de viajes, en esta ocasión con el Mediterráneo como escenario de fondo. La serie hace un recorrido por Cataluña, Palma de Mallorca, Cerdeña, Italia, Grecia, Turquía y Marruecos,  un auténtico placer para los sentidos lleno de color y de aromas que casi, casi se escapan de la pantalla. La receta que hoy os traigo pertenece al libro de otra de sus series maravillosas  La odisea francesa de Rick Stein


Hubo una época en la que esta receta podía encontrarse en todos los bistos de nuestros vecinos franceses. Algunos os preguntaréis, ¿qué es un bistró? Se trata de un pequeño establecimiento popular en el que se sirven bebidas, café y también quesos y platos sencillos a precios económicos. Etimológicamente no hay acuerdo sobre sus orígenes. Según algunos expertos la palabra bistró proviene del ruso: быстро que significa 'rápido'. Según parece, los soldados rusos que ocuparon Francia tras las Guerras Napoleónicas muchas veces se dirigían a los civiles franceses en los restaurantes demandando que le sirvieran la comida con rapidez: "¡bistró!, 'bistró!", de esta forma la palabra se convirtió en un neologismo. Según otras versiones el concepto de bistró se desarrolló en Francia, concretamente en París donde los dueños de algunos apartamentos complementaban sus ingresos ofreciendo comida a precios razonables en un ambiente agradable y casero, con menús sencillos y prácticos. Sea como fuere en estos bistrós durante mucho tiempo se pudieron degustar deliciosos platos de alcachofas aderezadas con vinagreta de mostaza.


Pero un buen día, estas alcachofas desaparecieron de las cartas de los bistrós, sin dejar rastro. Supongo que, como tantas otras cosas, por cuestión de modas. Seguro que a todos nos ha pasado con alguna receta que sin que hubiera ningún motivo aparente y a pesar de que en casa tenía muchísima aceptación, un buen día dejó de formar parte de nuestros menús, tal vez relegada al olvido por otras más novedosas. Así que abrimos el baúl de los recuerdos para rescatar este delicioso bocado. Espero que os guste.


Ya veréis que la única complicación que tiene la receta radica en limpiar bien las alcachofas. Claro que si queremos disfrutar de esta verdura a la que muchos consideran la reina de la huerta, sea cual sea la receta que vayamos a preparar, debemos quitarle las hojas exteriores antes o después así que de cualquier manera no nos vamos a librar. Salvo que utilicemos alcachofas de bote o congeladas, claro está. Las primeras no os las recomiendo en absoluto porque casi todas saben a limón que matan. Y, ¿para qué gastarnos dinero en unas alcachofas si saben a limón? ¿Os comeríais unos limones que supieran a alcachofa? Seguro que no. Las congeladas la verdad es que no las he probado pero hace poco alguien me comentó que las compraba en Mercadona y que estaban buenas, será cuestión de probar. Como ya el otro día os explicaba cómo limpiar las alcachofas no lo voy a repetir. Si alguien todavía no lo tiene claro lo puede leer aquí.


INGREDIENTES

2 docenas de alcachofas frescas, 1 cucharada de mostaza de Dijón, 2 cucharadas de vinagre de vino blanco, 8 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, sal, pimienta, un manojo de perejil fresco.

Yo utilicé mostaza Calvé porque es la que suelo tener en casa porque nos gusta mucho, eso ya va en gustos. Con tal de que sea de buena calidad, el resultado estará delicioso.


Para empezar con nuestra receta tenéis que limpiar bien las alcachofas. Una vez que las tenemos todas listas las vamos a cocer. Para ello ponemos nuestra olla al fuego con suficiente agua como para que quepa toda la verdura. Cuando empiece a hervir salamos el agua y añadimos las alcachofas cortadas por la mitad (a lo largo) de pocas en pocas para evitar que se interrumpa el hervor. Eso nos garantizará que queden luego bien "blanquitas". Ya veís en las fotos que no se ponen negras. Tapamos la olla y dejamos cocer durante 4 minutos desde el momento en el que suban las dos rayas. Si no tenéis una olla superrápida tendréis que aumentar el tiempo de cocción hasta conseguir que las alcachofas queden blanditas pero sin llegar a deshacerse. Una vez transcurridos los cuatro minutos abrimos la olla después de bajar la presión. Yo la abro seguidamente después de colocarla debajo del grifo para evitar que se cocinen en exceso. Con una espumadera las sacamos de la olla, las escurrimos y las colocamos en una fuente o plato de servir. Las bañamos con la vinagreta que habremos hecho emulsionando 3 ó 4 partes de aceite con una de vinagre  y otra de mostaza (dependiendo de si os gusta más o menos fuerte). Si las vamos a comer a continuación es mejor dejarlas reposar unos cinco minutos para que cojan bien el sabor de la salsa. Están igual de deliciosas si las comemos frías o simplemente tibias. Buen provecho.




Os recuerdo que está en marcha el sorteo de un robot de cocina junto con más premios. Si todavía no os habéis apuntado y queréis saber cómo participar, simplemente pinchad aquí.

40 comentarios:

  1. OHHH Susana, me encantan las alcachofas, qué fotazas te has marcado!!has conseguido un fondo de madera como el que querías ¿te acuerdas que lo habíamos comentado?? un 10!

    ResponderEliminar
  2. Sacer, me encantan las alcachofas, y las de tu tierra son extraordinarias. No sabía yo que echándolas poco a poco en la cazuela no se ponian negras, yo les ponía limón.
    Un abrazo.

    www.cocinandoencasa.net
    www.dulcisimosplaceres.net
    www.todasmisrecetasdecocina.net

    ResponderEliminar
  3. Justo estaba pendiente de encontrar una receta facilita con alcachofas para una amiga y mira lo que me traes!! Qué bien, es perfecta! Seguro que está buenísima y además, viniendo de tí se la recomiendo plenamente! un besito guapa!!

    ResponderEliminar
  4. Pues si que me gusta esta receta, sencilla y ríquísima que debe de estar con esta vinagreta también facilita. Me la apunto. Besitos.

    ResponderEliminar
  5. Qué fotos Sacer...
    Me impresionan, son de un colorido y dan una alegría...

    ResponderEliminar
  6. Sacer, mi madre me las hacia cuando era pequeña (ella es Francesa) y recuerdo lo mucho que nos gustaba comerlas a ella y a mi..mi padre y mi hermano no eran ni son muy alcachoferos!
    Me encanta lo bien que nos pones en antecedentes sobre todo, no conocia el origen de la palabra "bistro" lo que si te digo, es que me encanta sentarme en sus mesitas y tomar una cerveza al sol!!.
    El programa que comentas me gusta mucho tambien...por cierto!!!!, ando muy despistada y queria poner tu concurso en una entrada, hoy no lo he hecho porque era para Whole, pero en la siguiente lo haré. Igual el enlace lo tengo puesto...que no pienses que me olvido de ti guapa!!!
    Besitos!!!

    ResponderEliminar
  7. Que plato tan colorido, con esos tonos se te mete de lleno por los ojos, estupendo todo! ^^

    ResponderEliminar
  8. Me encantan las alcachofas de cualquier manera, y estas se ven maravillosas.
    Y que decir de las fotos....
    Besos
    http://desdelacuinadelhort.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  9. Caigo rendida porque adoro las alcachofas!! Riquísima esta receta! Por cierto y esas maderitas??? Son esas?? ^.^ Besitos

    ResponderEliminar
  10. Sacer!! Qué ricura estas alcachofas, y comerlas en un bistró debió ser un lujito que ya no podremos disfrutar, pero habrá otros, que un bistró es como el lugar donde yo viviría para siempre:) Tus fotos son de otro mundo, esos colores me han encandilado, me llenan de primavera y alegría, besitos guapa

    ResponderEliminar
  11. Sacer...eres una delicia, de verdad. Nos narras todo absolutamente genial, los colores verder de tus fotografías de hoy me han dado un subidón de belleza y antojo :D

    Ya tengo puesto tu logo en mi página para que todos se enteren.

    Que tenga un día estupendo.

    ResponderEliminar
  12. Por aquí es que ya no se ven las alcachofas frescas ya, que lujo de plato, divino.

    Saludos

    ResponderEliminar
  13. se ve de verdad deicioso!! te felicito!

    pasate a ver mi blog un dia de estos

    www.mamaehijacocinandoblogspot.com

    ResponderEliminar
  14. Sacer, toma nota porque las alcachofas me encantan y nunca las he preparado de esta forma. Me ha encantado todo lo que nos has explicado. Y las fotos!! Y esos platos con colores haciendo juego con las alcachofas!! Todo precioso.
    Besos.

    ResponderEliminar
  15. Tienen una pinta estupenda!!! y bien sencillitas de hacer...genial!! =)
    Besos. Helena

    http://elraconetdelamevacuina.blogspot.com

    ResponderEliminar
  16. Las hago....despues te lo conto !!!!!Besos...

    ResponderEliminar
  17. Fantásticas estas alcachofas, además las fotos son preciosas.
    Besos.

    ResponderEliminar
  18. no conozco a rick, pero si cocina por lo que veo en tu blog ya puedo estar buscando sus videos en youtube! :o)

    ResponderEliminar
  19. Que maravillosas se ven esas alcachofas !!!!!

    Besos

    LA COCINA DE LAS PINUINAS

    ResponderEliminar
  20. José Manuel,

    Aquí tenemos la suerte de poder disfrutar de las últimas algo más y todavía a buen precio si sabes buscar bien, un privilegio enorme.

    Un besito,

    Sacer

    ResponderEliminar
  21. Maravillosas las alcachofas no sé como no podían gustarme de pequeña porque ahora son mi perdición:)
    Bonitas fotos, me ha gustado mucho la entrada... con permiso me quedo curioseando por la cocina.
    Raquel de TratadeCocinaR

    ResponderEliminar
  22. Primero es una receta muy buena, me gusta las alcachofas y por segundo gracias por tu comentario"erotico" , es muy original.
    Me alegro a conocerte un beso grande

    ResponderEliminar
  23. Que interesantisima entrada y que rica receta sacer, me lo llevo todo!!! ja ja es genial
    bsts. maite

    ResponderEliminar
  24. Se ven maravillosas, ricas y sanas!!!bss

    ResponderEliminar
  25. Habrá que tener en cuenta esta receta para cuando vuelvan las alcachofas, por aquí ya escasean ahora y las que se ven no suelen ser bonitas.
    Las fotos son preciosas.
    Besos.

    ResponderEliminar
  26. Si se pudiera hasta crudas me comería las alcachofas. Me encanta tu receta, sencilla y saludable. Besos.

    ResponderEliminar
  27. Pues me encantan las alcachofas asi que tu receta para mi me la quedo.
    Que bonita decoracion!!

    ResponderEliminar
  28. POs mira que así de sencillitas tienen que estar buenisimasssss!!
    Y con esa presentacion, ¿quien se resiste?

    ResponderEliminar
  29. el bazar de los sabores26 de mayo de 2011, 17:41

    Sacer son divinas y que color tiene todo tan espectacular, me chiflan las alcachofas. Me llevo tu receta guapa
    bsos

    ResponderEliminar
  30. Me encantan las alcachofas, así que estas tuyas tengo que probarlas.
    Por cierto, felicidades por tu cumpleblog, que se me ha pasado. No me apunto al sorteo porque es el mismo aparatito que me han mandado para probarlo y no sería justo que me tocara teniendo ya uno.
    Dejo mi puesto para otra persona pero felicitándote, eso sí.
    Besos

    ResponderEliminar
  31. Has hecho bien en abrir el baúl y rescatar esta deliciosa receta poruqe merece la pena. Te han quedado con un color divino. Muy ricas.

    Besitos,

    ResponderEliminar
  32. Sacer un plato exquisito sin duda, me gustan mucho las alcachofas, si fueran mas rapidas de limpiar serian perfectas
    Un beso

    ResponderEliminar
  33. Realmente tienen un aspecto delicioso y se ve una receta sencilla

    Saludos y buen fin de semana

    ResponderEliminar
  34. Un plato para ponerle el broche de oro a la temporada de alcahcofas.
    Una entrada preciosa,que colorido más hermoso.

    Un beso

    ResponderEliminar
  35. Me encantan las alcachofas.. las fotos son preciosas y creo que hacen justicia a lo ricas que tienen que estar.
    Voy a echar un vistazo a tu sorteo ;)
    Besos!

    ResponderEliminar
  36. Que plato mas rico!!! Con lo que me gustan las alcachofas, me tomo nota. Besitos guapa!!

    ResponderEliminar
  37. Las alcachofas muy ricas.
    Un saludito

    ResponderEliminar
  38. si te digo que solo las preparo con jamón , y que no hay manera de que me entren, las como xq son buenas, así que me apunto esta recetilla para ver si me aficiono

    ResponderEliminar
  39. Nos encantan las alcachofas, pero lo que más me desanima a hacerla es precisamente el limpiarlas, y por éso las compro de bote, pero ¡ojo!, no de cualquier bote. En Carrefour venden unos botes de cristal de la gama propia "Productos de nuestra tierra" y que no llevan nada, nada de limón, sino que están envasadas al natural 100%. Son bastante más caras que las de otras marcas, pero en mi opinión, merecen la pena.

    Tu receta me gusta, y las fotos, no digamos. Te aviso: me voy a quedar en tu cocina, je je.

    Besos!!

    ResponderEliminar
  40. Adoro las alcachofas, me encantan, es una de mis verduras favotitas, y estas te han quedado requetebuenas.
    Un beso

    ResponderEliminar