lola

Albóndigas Cloto

Hace mucho tiempo que escuché hablar por primera vez de esos platos a los que se les conoce con el apelativo de "Mar y montaña". La verdad es que me llamó mucho la atención, supongo que por la novedad (para mi), dada la falta de tradición en la cocina del interior de recetas con esas características. El recetario tradicional siempre se ha nutrido de los productos de la zona y aquí el mar como que no lo tenemos muy a mano. Es por eso que, desde hace ya tiempo, tenía pendiente una receta de mar y montaña. Un día se me ocurrió, por qué no, hacer unas albóndigas basadas en ese concepto. Y casualmente pocos días después el cocinero Sergio Fernández apuntaba en uno de sus programas (Cocinamos contigo) la idea de mezclar en un guiso carne de cerdo y calamares. Así que pensé, bingo, ya tengo los ingredientes para mis albóndigas. Si lo dice Sergio es que tiene que estar rico, rico, porque este chico cocina divino de la muerte. Ahí quedo la idea hasta que hace unos días buscando otra cosa topé, de nuevo por casualidad, con un guiso de patatas, cerdo y calamares y volví entonces a retomar la vieja idea de mis albóndigas. Esta vez sí, pensé para mi y de paso decidí incorporar también las patatas al guiso. De forma que como veis en la gestación de esta receta intervino afortunadamente el azar ¿o tal vez fue otra cosa?

Para saberlo primero deberíamos preguntarnos si creemos en el destino, cuestión a la que el ser humano ha tratado de responder desde antiguo. Los griegos personificaron el destino en la figura de Moira, una diosa que acabó por transformarse en tres mujeres ancianas que respondían a los nombres de Átropo, Cloto y Láquesis. La Moiras eran las responsables de todo cuanto le sucedía a cada ser humano. Átropo, la inconmovible, era la encargada de tejer el hijo que daba inicio a una nueva vida. Por su parte Cloto, la hilandera, lo enrollaba formando un ovillo en el que estaban presentes todas las vivencias, infortunios y alegrías que le deparaban a ese nuevo ser. Todo cuando le sucedía a ese individuo era cosa de Cloto. Finalmente intervenía Láquesis quien, con sus tijeras, cortaba el fino hilo cuando se aproximaba la hora de la muerte. El poder de las Moiras era tan grande que ni siquiera los dioses del Olympo osaban transgredir su voluntad. Ni el mismísimo Zeus podía intervenir para ayudar a ningún mortal, so pena de perturbar las leyes eternas e inmutables del cosmos.




Visto lo cual pensé que debía agradecer enormemente a Cloto que me hubiera llevado de la mano para tejer esta receta. Y nada mejor para hacerlo que bautizar este plato con su nombre, de ahí lo de Albóndigas Cloto. Por cierto, ¿os habéis dado cuenta de que Cloto también es la responsable de que hayáis pasado por aquí? (Je, je, je). Bueno y ya de paso, a ver si con esta receta me la meto en el bote y quién sabe si a lo mejor este año en mi ovillo está el premio gordo de la primitiva o en su defecto un morenazo atractivo, interesante e inteligente todo para mi. Así que gracias Cloto y toma nota, estas albóndigas van por ti.





INGREDIENTES para mis Albóndigas Cloto

carne de cerdo picada, calamares, unos dientes de ajo, perejil,pan de molde, leche, tomillo, vino blanco, harina, canela, sal, aceite y agua



ELABORACIÓN

Primero preparamos nuestras albóndigas aliñando la carne con ajo y perejil. A mi me gusta ser generosa pero eso va a gustos. Seguidamente picamos en daditos pequeños una parte de los calamares que añadiremos también a la mezcla de carne picada. Para un kilo de carne podemos utilizar unos 200 - 250 gramos de calamares. Mientras tanto ponemos las lonchas de pan bimbo a remojar en leche. Cuando se hayan ablandado las escurrimos y las incorporamos a la carne picada. Mezclamos y dejamos reposar en la nevera un mínimo de dos horas aunque mejor de un día para otro para que se amalgamen todos los sabores.

Al día siguiente en una cazuela picamos algo de ajo y freímos unas patatas que habremos cortado en daditos. Las dejamos que se doren bien durante unos minutos. Añadimos el tomillo y si queremos poner trocitos de calamares los añadiremos también ahora, aunque yo si os soy sincera mejor no los añadiría. Me ha gustado más sólo con el calamar picado junto con la carne pero eso ya va a gustos. Seguidamente añadimos un vasito de vino blanco y si queréis algo de tomate casero. Yo esta vez no le puse pero seguro que está rico. Le añadimos también un palito de canela y dejamos cocer todo junto durante 5 -10 minutos (dependiendo del tamaño de nuestras patatas).

Mientras tanto vamos dando forma a nuestras albóndigas. A continuación las pasamos por harina y las freimos simplemente hasta que se doren bien. Una vez las tengamos todas listas las podemos incorporar a la cazuela donde tenemos las patatas y dejar a fuego suave durante 10-12 minutos dependiendo del tamaño de nuestras albóndigas. Ya las tenemos listas para comer. La verdad es que están muy ricas. El calamar les añade una jugosidad extra y un ligero saborcito que está de vicio. Animaros a probarlas.

34 comentarios:

  1. Pues es para adorar a Cloto, y hacerle un monumento, porque entonces gracias a ella tambièn hemos llegado a conocer estas albóngidas, y que a mi personalmente, me parecen fabulosas.
    Como suele decirse, has matado el gusanillo, y muy..pero que muy bien.
    Mis felicitaciones, guapa :)

    ResponderEliminar
  2. Niña,

    Que te has cambiao la foto y no te conocía. Digo esta no es mi Merchi. (Je,je,je).

    Un besito.

    ResponderEliminar
  3. Me encantan las albondigas, una receta muy interesante
    Besoooooooooooos

    ResponderEliminar
  4. vaya pintaza que tienen estas albondigas!!
    bss.

    ResponderEliminar
  5. Menuda pinta que tienen esas albóndigas!!!

    Besos

    ResponderEliminar
  6. Esta muy bien que se las dediques a ella, quien sabe si puede estar leyendote y te premia este año con ese morenazo???

    Me gusta tu idea. Besos!

    ResponderEliminar
  7. Asabordehogar, Maria Elena, Beatriz,

    Sí, estaban realmente buenas, en casa nos gustaron a todos y mira que hay algún tiquismiquis. Un besito.

    Hola Laura,

    Yo por pedir que no quede, nunca se sabe. Un besito, guapa.

    ResponderEliminar
  8. NO podía haber combinado mejor,mas típico que unas albóndidas y los populares calamares de
    nuestro mar...tiene una pintaza divina.
    Un plato de lujo.

    Besos

    ResponderEliminar
  9. Silvia,

    Pues sí, la verdad es que ha quedado muy resultón y además está rico. Y como dices más nuestro no puede ser. Un besito.

    ResponderEliminar
  10. aunque yo no soy mucho de mar y montaña, reconozco que la pinta de este plato es impresionante.. y que no pensaba dejarme nada nada nadita en el plato.. por favor!!! y además con un punto de canela.. estoy deseando meterle mano y zamparme unas buenas albóndigas cloto!!
    besotes

    ResponderEliminar
  11. A mi también me llama la atención todo ese montón de mezclas mar y tierra, etc, pero lo de picar calamares y mezclarlos con la carne para hacer albóndigas ya es total...

    Y el calamar con sus rombitos te quedó estupendo, por lo que si ya confirmas que estaba bueno, nos animaremos a probarlo, Sacer.

    Suerte con el morenazo, o con el morenito, o lo que el destino te traiga, guapa. Seguro que te lo mereces.

    ResponderEliminar
  12. Pues tienen que estar divinas, y por si fuera poco con esa presentación. Es para no dejar nada en el plato.
    Y por cierto eso de hacerle la pelota a Cloto,
    me parece una idea estupenda. Je jeje.
    A ver si cambia un poco su humor.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  13. Chiki, vaya pinta tiene este plato, solo por la vista tiene que estar delicioso. Y las fotos que haces...cada día te superas.
    Muy interesante la historia de Moira.
    Besos, guapetona.

    ResponderEliminar
  14. ¡Qué originales son estas albóndigas,me encantan!
    Gracias por visitar mi blog y dejarme un comentario,no conocía tu blog pero ya me quedo aquí.
    Besitos

    ResponderEliminar
  15. Si te toca la primi avisaaaaa que morenazo ya tengo jejeje me ha encantado el post sacer...y las fotos se salen. me gusta la receta y me llevo un platito para la cena. Besitosss

    ResponderEliminar
  16. Hola Patt,

    Yo no las tenía todas conmigo con lo del Mar y Montaña pero sin poner los trozos de calamar grandes en el guiso, simplemente haciendo las albóndigas con patatas de verdad que están muy ricas. Son más jugosas que las normales y tienen un toque muy rico que si no te dicen nada no sabes qué es. Si pruebas no pongas demasiado calamar picado.

    Un beso guapa.

    ResponderEliminar
  17. Hola futurobloguero,

    Ay que ver que a ti te llama la atención lo de picar el calamar para las albóndigas y a mi lo tuyo de poner salsa perrins a la legumbre. (Je,je,je).

    Desde luego siempre se aprende algo.

    Y lo del calamar queda muy chulo visualmente pero la próxima vez no lo pondré, sólo albóndigas y patatas. Si te animas a probar no pongas mucho calamar picado. Un besito,

    Sacer

    ResponderEliminar
  18. Empar,

    Sí funciona lo de hacerle la pelota a Cloto yo os lo digo. De primeras ya os digo que si de pronto desaparezco del blog durante unos meses es que me he fugado con el bote de la primitiva (je,je,je). Deseadme suerte. Luego ya compartiremos. Un besito,

    Sacer

    ResponderEliminar
  19. Hola Marisol,

    Me encanta verte por aquí y me alegro de que te entretengan las historias que cuento. Con las fotos hago lo que se puede. Unas quedan mejor que otras pero la verdad, las de hoy me gustan aunque siempre se pueden mejorar.

    Un besito guapa.

    ResponderEliminar
  20. Hola Cavaru,

    Me alegro de verte por aquí. Ya sabes que puedes venir cuando quieras. Tengo pendiente de probar tu maravillosa ensalada de zanahoria. En cuanto la haga te digo que tal me ha ido con ella. Un besito.

    ResponderEliminar
  21. Lola,

    No seas acaparadora. Niña, lo quieres todo. Tu ya tienes morenazo así que conformate bonita. Y yo que ni morenazo ni na de na, me quedo con la primitiva. Je,je,je.

    Pero no te preocupes que organizo una fiesta para celebrarlo y os invito a todos. Id pensado donde...

    Besos.

    ResponderEliminar
  22. Por la presencia que tienen no hay lugar a dudas de que ésto tiene que ser una delicia. Al principi pensaba que era un guiso de albóndigas con calamares, pero no que éstos se mezclaran con la carne. Me parece súper original y por supuesto, no hay que dejar de probarlo.

    Buen finde,

    ResponderEliminar
  23. Hola Mónica,

    La verdad es que los calamares se mezclan con la carne picada y en esta ocasión también los añadí al guiso en trocitos que decoré haciendoles un enrejado pero la próxima vez lo haré sólo añadiéndolos a la carne picada. Estaba muy rico. Un besito,


    Sacer

    ResponderEliminar
  24. Excelente actuación la de Cloto... ¡qué maravilla de albóndigas!.
    Yo el cerdo lo había tomado con almejas, en Portugal es un plato típico de la zona del Alentejo... pero con calamares tiene que ser una delicia muy especial.
    Besos.

    ResponderEliminar
  25. Sacerdotisa me ha gustado mucho tu blog, tus recetas, tus presentaciones y tus fotos. Felicidades.

    Un beso desde Almería

    ResponderEliminar
  26. Las albondigas me chiflan y estas no van a ser menos.
    Besotes.

    ResponderEliminar
  27. Anda que no he aprendido cosas hoy viniendo aqui, ahora mientras tu esperas al morenazo y a que te toque la primi yo me voy a ir comiendo unas albondigas divinas de ésas que te has preparado, total al morenazo ya lo tengo, y a la primi no juego.....pero que si hay fiesta cuenta conmigo eh? sigo con las albondiguitas, estan deliciosas...

    ResponderEliminar
  28. Qué plato más rico! Yo tampoco me he atrevido a hacer un mar y montaña, pero reconozco que tiene que estar genial! Un besito y feliz semana!

    ResponderEliminar
  29. Hola Morguix,

    Yo ahora mismo probaba ese platito del Alentejo que me dices. Lo he visto en algún blog y tiene que estar estupendo. Lo dejaremos para otro día. Un besito.

    Melania,

    Ya me contarás qué tal. Suerte. Un besito

    ResponderEliminar
  30. Hola Amanda,

    Gracias por pasarte por aquí. Yo creo que si las pruebas, estas también te gustarán. Un besito.

    Hola Eva,

    No te preocupes que yo te pongo en la lista VIP de mi fiesta de celebración del gordo de la primitiva. Id pensando el sitio, en su momento se admitirán sugerencias.... Un besito, guapa.

    Hola Angie,

    Yo la verdad es que no las tenía todas conmigo antes de hacer el plato pero como la verdad es que no me he arrepentido. Estaban muy ricas. Un besito,

    Sacer

    ResponderEliminar
  31. Pero qué mezcla más original y apetitosa. Desde luego la pinta es atómica, la probaré la siguiente vez que haga albóndigas, seguro.

    Fantástica la explicación y preciosas fotos.

    un beso, guapa

    (ya contesté a tu pregunta de la masa madre:))

    ResponderEliminar
  32. Hola Fabrisa,

    Me alegro de que te haya gustado la receta. La verdad es que las fotos han quedado muy chulas. Un besito.

    ResponderEliminar
  33. Me gusta mucho la mezcla de esos ingredientes... y es que a mi me gustan mucho los guisos mar y montaña

    Besos. Ana

    ResponderEliminar
  34. Me gustó mucho la historia que contaste. ME encantan las historias. Seguramente Cloto debe haber andado por aquí. Mar y montaña...mmm... que rico!
    Cariños

    ResponderEliminar