lola

Deliciosa Schiacciata con l'uva de David Rocco

El fin de semana pasado estuve en el monte buscando setas. Y digo buscando por que lo que se dice coger no cogimos ni una. Así que nos volvíamos a casa con las cestas vacías y yo además con el mal cuerpo que se me pone a veces cuando hay que circular por carreteras llenas de baches y curvas. ¿Qué hacer en esa situación? Como me dice mi padre a veces, hija, tu todo lo arreglas comiendo. No sé si os habrá pasado alguna vez pero a mi viajar con el estómago vacío no me sienta bien y menos con tanto tragín. Pero el domingo la verdad es que, con las prisas, se me olvidó coger algo y no hacía más que pensar en la mala vela que se me pondría durante el camino de vuelta a casa cuando de pronto se me encendió una lucecita. Hace a penas un par de semanas que terminó la vendimia aquí en La Rioja. Y este año además los excedentes están por encima de los cien millones de kilos de uva. Lo que significa que en algunas fincas se queda parte de la uva sin recoger puesto que no podrá ser vendida porque se ha llegado al tope permitido por el Consejo Regulador de la Denominación de Origen de Vino de Rioja que establece unos cupos para evitar que el precio del vino se desplome como consecuencia de exceso de producto en el mercado. La verdad es que, en esta época, es todo un espectáculo ver los viñedos vestidos con esas preciosas tonalidades rojas. Podéis ver a qué me refiero aquí. Así que ya de vuelta y aprovechando que ambos lados de la carretera estaban jalonados por inmensas avenidas de viñedos hicimos una parada para refrescar la boca con algunas uvas y de paso coger algún racimo más para por lo menos no volver con la cesta vacía. Aunque, si soy sincera, debo confesaros que lo del mareo fue más bien una excusa para poder coger algunos racimos.

Veréis alguna vez os he hablado de Rick Stein y de lo mucho que me gusta ese hombre (sus series, no penséis mal). Pues bien, hace pocos meses descubrí en Canal Cocina a David Rocco con una serie llamada "La Dolce Vita" y volví a enamorarme otra vez. Cuando lo vi por vez primera me recordó mucho el estilo fresco y desenfadado de Jamie Oliver pero con un toque todavía más mediterráneo. Sus programas me vuelven loca, me encantan, son simplemente deliciosos. Supongo que, al igual que con Rick Stein, disfruto muchísimo con esa mezcla de lugareños, gastronomía, paisaje mediterráneo y costumbres que desfilan por la pantalla. De verdad, es absolutamente maravillosa. Uno de los mayores placeres del día ha sido durante algún tiempo esperar un nuevo capítulo de La Dolce Vita y disfrutar de él como si estuviera en esos rincones maravillosos de Florencia o La Toscana que discurren ante nuestros ojos. De verdad, todo un placer. Las recetas de David son sencillas, cocina mediterránea de la que se hace en casa. Las recetas que aprendió de su madre. Yo ya me he enamorado de unas cuantas. Por eso desde que vi el episodio dedicado a la vendimia, tenía en mente probar esta receta. Pero las uvas que venden en las tiendas son uva de mesa y para mi gusto tienen el grano demasiado grande y yo quería algo más refinado. Así que en cuanto vi esos racimos colgando de las vides sabía que esta deliciosa Schiacciata me estaba esperando. Y no me equivoqué con lo de exquisita. Sólo un requisito, hay que comerla templadita, recién hecha porque al día siguiente pierde mucho. Claro que eso no supone ningún problema porque en mi casa nos la ventilamos enseguida. Por cierto, deciros que a mi la uva así sin más no me hace demasiada gracia y sin embargo la schiacciata me ha encantado. Este postre que se pronuncia esquiachiata es una versión más sencilla del pan típico toscano que lleva el mismo nombre. En algunas versiones la Schiacciata se parece más a una Focaccia mientras que otras son más tipo Torta. David la hace utilizando masa de pizza y de verdad, creedme, el resultado es delicioso.

Y para que se os haga la boca agua, os dejo aquí el trailer de la tercera temporada de la serie de David Rocco "La Dolce Vita". Alucinante.



INGREDIENTES

500 grs. de vuestra masa de pizza favorita (tiene que ser fresca, no la que venden en los supermercados), las uvas que se necesiten para cubrir la masa, azúcar, dos ramas de romero y 4 cucharadas de aceite de oliva


ELABORACIÓN
La elaboración es muy sencilla. Sólo tenéis que extender la masa hasta formar un rectángulo. Trazáis una señal para dividir la masa en dos partes iguales y en cubrís la parte derecha de vuestra masa con los granos de uva. Tenéis que poner bastantes dejando un pequeño bordillo alrededor para cerrar después nuestra masa. A continuación añadimos un chorrito de aceite, nuestra ramita de romero bien picada y espolvoreada por encima y una buena cantidad de azúcar de modo que se quede todo bastante blanco, como si tuviera el aspecto de unas frutas escarchadas. Aplastamos las uvas para que se metan bien en la masa sin importarnos si alguna se rompen. De hecho será todavía mejor si alguna se rompe porque se formará un delicioso juguito caramelizado en el interior. Con la otra parte de la masa cubrimos la que tenemos ya con las uvas (como si fueramos a cerrar nuestra empanada). Cerramos bien, bien los bordes para impedir que se salgan los jugos durante la cocción. Pintamos con aceite la masa de empanada y sobre ella colocamos más uvas. Apretamos para que se hundan en la masa esta vez teniendo cuidado de no romperla. Espolvoreamos nuevamente con azúcar y repartimos la ramita de romero que nos quedaba. Llevamos al horno a 200-220ºC durante 10-15 minutos y listo para comer. Nada más salir del horno se le puede hincar el diente. Está deliciosa. Si os animáis ya me contaréis. Todavía estáis a tiempo de encontrar uvas. Que la disfrutéis mucho.
Para los que queráis dentro de poco publicaré la receta de mi masa de piza favorita. La utilicé para esta ocasión aprovechando que siempre suelo tener alguna porción en el congelador. Pero podéis utilizar la que hagáis vosotros habitualmente.

24 comentarios:

  1. Se ve deliciosa esta receta, original.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Qué receta mas curiosa..... me encanta! Tiene una pinta buenísima!
    Buen finde!

    ResponderEliminar
  3. Sacerrr!!! esa "pizza" tiene una pinta divina!!! a mi las uvas, como a ti, así solas ni fú ni fá, pero en los postres me chiflan!!! y encima de esta masa tienen que estar deliciosas!!! original del todo!!!

    voy a echarle un ojo a esa serie! que tiene buena pinta!!!

    que pases un gran finde!!!

    ;-)

    ResponderEliminar
  4. que bien te ha quedado, con tu permiso te lo copio, un beso

    ResponderEliminar
  5. Fantástica,tiene que estar de muerte,una receta genial!!

    Feliz fin de semana
    Un besazo

    ResponderEliminar
  6. Nunca hubiera imaginado una receta semejante, una maravilla.
    Un beso

    ResponderEliminar
  7. Que delicia de torta, que escándalo, quiero probarla YA! de verdad es que el aspecto es supertentador! un besito guapa

    ResponderEliminar
  8. Que tarta tan original, no la conocía pero me ha encantado, que curioso que lleve la masa de pizza..

    Bicos

    ResponderEliminar
  9. ¿Y ya está??
    ¿Tan sencilla y te sale esa cosa tan rica??
    Pues nada, otra más que me anoto para probarla.
    Estaré pendiente para cuando empiece la tercera temporada, y me bajaré de internet las anteriores. Adoro Italia, su cultura, sus paisajes, su lengua, su arte...
    Cuando has mencionado mi queridísima Toscana (es que yo debo tener algún antepasado italiano, que esto no es normal) ya me has convencido de que el programa debe ser una maravilla.
    Por cierto, me llegó hoy cierto aviso de "correos" que mañana recogeré. Ya mañana te cuento.
    Besos gordos

    ResponderEliminar
  10. Una receta super tentadora y con un color que salta a la vista! está tremenda! me encanta!
    Muchos Besos y feliz fin de semana!

    ResponderEliminar
  11. Estas recetas dicen "cópiame".
    Es fabulosa.
    Enhorabuena

    ResponderEliminar
  12. ¿Una pizza dulce? Me la anoto. Tiene que estar divina. Y la presentación es chulísima.

    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Sorprendente receta!
    La apunto para cuando me sienta innovadora, ja, ja
    Besotes

    ResponderEliminar
  14. Madre del amor hermoso, Sacer... qué delicia de receta. Ni la conocía!. Qué cosa más curiosa... Tengo que hacerla!.
    Por cierto, nosotros también hemos vuelta sin una sola seta hoy mismo. Qué rabia... aunque, al menos, me traje castañas.
    Un besote

    ResponderEliminar
  15. Y yo que no conocía a ese Rocco...no tengo perdón! seguro que esa serie está genial. Menuda vuelta a casa que te pegaste. Sé de qué hablas con lo del mal cuerpo!!!! Menuda receta tan original (como todo lo que nos haces...). Esa mezcla pizza uvas y romero me gusta!
    Me llega el olor aquí...

    ResponderEliminar
  16. El trailer muy tentador, lo que nos explicas es fantástico, tu schiacciata luce divina. Tu blog, es perfecto, nos encanta lo que haces y como lo haces. Miles de besos amiga.

    ResponderEliminar
  17. No conocía esta receta...ni a Rocco., jejeje. Pero me han encantado las dos cosas.
    Esta schacciata (o como se escriba) me parece una auténtica delicia... sobre todo, con ese juguito caramelizado, ¡qué bueno!.
    Besotes.

    ResponderEliminar
  18. A mi no se me ocurre ni de coña y tiene una pinta mortal!
    Te la copio guapi. besotes

    ResponderEliminar
  19. ¡Vaya Sacer! Me dejas con las ganas de probarla ya mismo. Y es que las uvas me encantan y siempre me las como con pan, pero así en dulce nunca la he probado.
    No conocía ni la receta ni a Rocco, pero me ha gustado el video.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  20. me tienes alucinada, que descubrimientos me haces ¡esta receta tiene que estar de muerte! otra que me apunto. qué buena pinta tiene también el programa que recomiendas, pero el canal cocina supongo que es de estos "de pago" ¿no?
    besos

    ResponderEliminar
  21. No conocía esta recetilla, pero me parece muy original!

    Un besito guapa!

    ResponderEliminar
  22. Que receta tan original, nunca he utilizado la base de pizza con algo dulce.
    Besos.

    ResponderEliminar