lola

Tangía de cordero

Hoy damos un salto y nos pasamos a la otra orilla del Mediterráneo. La verdad es que no conozco demasiado la gastronomía marroquí por eso tenía ganas de probar uno de sus guisos, hecho en casa. Y para una primera toma de contacto que mejor que algo sencillo y sin sabores excesivamente marcados como esta tangía de Jamie Olvier. Seguro que todos hemos oído hablar de los tajines pero sabéis ¿qué es una tangía? Es un guiso de cocción lenta típicamente marroquí. La misma palabra sirve también para designar el nombre del recipiente en el que cocina (como sucede con nuestra paella o con el mismo tajín). En realidad son ollas de barro como la que podéis ver aquí. Las tangías se cocinan durante varias horas entre las brasas. Para prepararlas lo único que hay que hacer es ir poniendo los ingredientes, en general muy sencillos, en capas, para que sea el fuego quien haga el resto del trabajo. Finalmente se cubre la boca de la tangía con papel grueso o papel albal (como podéis ver aquí) en el que se marca el nombre del propietario y se lleva a un horno comunal donde se cocina lentamente. La cocina del plato único es muy popular en Marruecos, en especial entre los solteros, aunque todo el mundo hace uso de estos hornos. La gente deja allí sus tangía (pucheros) de camino al trabajo, llenos de carne y verduras y el hornero se ocupa del fuego para que los guisos se hagan lentamente. Al final del día los sencillos pero sabrosos estofados  esperan impacientemente a que sus propietarios los recojan en el camino de vuelta a casa.  Pero no os precupéis si no tenéis una olla tangía porque se puede utilizar cualquier recipiente que pueda ir al horno empleando el mismo sistema. Yo usé una fuente honda de pirex que tiene su tapa de cristal. Aun así cubrí la parte superior primero con papel albal y puse la tapa encima. Si no tenéis tapa con el papel albal bien cerrado también sirve.


INGREDIENTES

Un puñado de aceitunas variadas con hueso, 2 limones picados en trocitos, aceite de oliva virgen, un buen pellizco de azafrán, 250 grs. de calabaza, 2 puerros limpios y en trozos, 350 grs. de patatas, 1 cabeza de ajos sin pelar (los dientes separados y simplemente aplastados con el cuchillo), 800 grs. de cordero (si puede ser cuello de cordero mejor) cortado en trozos de 10 cm, 2 cucharadas de mantequilla, sal, pimienta recién molida y 500 ml de agua. 

Si queréis acompañar este plato de cous-cous, como hice yo, necesitarés también 250 grs. de cous-cous, aceite, sal y una cucharada de mantequilla.

Yo utilicé aceitunas gordales. Respecto a los limones una apreciación: si tuviérais limones en conserva típicos de Marruecos (encurtidos en sal y zumo de limón) los podríais utilizar de hecho Jamie los pone en su receta aunque cuando él hizo este guiso en televisión utilizó limones frescos sin más, no hay ningún problema.  Si no os gusta el sabor del limón con las carnes podéis prescindir de ellos. En cuanto a las especias si os gusta podéis añadirle también algo de comino molido o incluso (mejor en mi opinión) podéis sustituir el azafrán por Ras el Hanout, una mezcla de especias muy popular en Marruecos que aquí en España se encuentra ya en cualquiera de nuestros hipermercados. Su nombre significa "lo mejor de la tienda" y es una mezcla que cada tendero elabora dándole su toque personal con alrededor de 30-40 especias diferentes entre las que no suelen faltar: comino, cardamomo, jengibre, cúrcuma, cilantro, pimienta, pimentón, clavos, nuez moscada, canela, chile. En Alcampo la econtráis seguro. Por cierto, en la receta original Jamie utiliza 2 zanahorias pero yo no tenía y lo sustituí por calabaza y el resultado me pareció increíble. Me encantó su sabor. Nunca la había probado como parte de un guiso pero al final estaba deliciosa.


Para empezar precalentamos el horno a 150ºC. Cogemos el recipiente en el que vayamos a cocinar nuestro plato y ponemos las aceitunas y los limones picados, un chorrito de aceite de oliva y el azafrán. Los cubrimos con las verduras troceadas más bien en porciones grandes (sino con la cocción tan prolongada se harían puré). Añadimos por encima los dientes de ajo y los trozos de cordero. Ponemos algo de mantequilla, un buen pellizco de sal y pimienta e incorporamos 500 ml de agua. 

Cerramos bien nuestro recipiente con papel de aluminio ajustándolo bien y colocando encima su tapa si la tenemos. Dejamos que se cocine lentamente durante tres horas y media en el horno o hasta que el cordero esté muy tierno y se separe del hueso. 

Cuando el guiso esté listo si lo vamos a acompañar de cous-cous lo elaboraremos siguiendo las instrucciones del fabricante. Aquí en España lo que se encuentra mayoritariamente es el cous-cous que venden precocido y que resulta muy fácil de hacer. Se hierve el agua con algo de aceite y sal. Se retira el recipiente del fuego y se añade el cous-cous. Se remueve y se deja reposar unos tres minutos. A continuación se añade algo de mantequilla y se remueve con un tenedor para que se suelten bien los granitos. Se vuelve a colocar sobre el fuego y se remueve regularmente con el tenedor durante 2 ó 3 minutos. Y ya lo tenemos listo para servir.

En el momento de emplatar colocamos un montoncito de cous-cous y sobre él las verduras y la carne de nuestro tangía. Podemos regarlo con la salsita que se nos habrá formado al cocer la carne, de ese modo resultará más gustoso. La salsa la ponemos en un recipiente a parte para que cada uno se sirva lo que quiera. Si nos hubiera sobrado mucha cantidad incluso la podemos utilizar para cocer en ella nuestro cous-cous así estaría mucho más sabroso. Veréis cómo os sorprende la jugosidad y la melosidad de la carne. Es lo que tienen las cocciones lentas a baja temperatura.

Por supuesto si no os gusta el cordero podeís utiilzar también diferentes piezas de caza o de pollo, el resultado será igual de satisfactorio.

34 comentarios:

  1. Qué pinta más deliciosa!!! , se me ha hecho la boca agua :). Me lo apunto!!

    Un besote

    ResponderEliminar
  2. ¿pero que rico!, te ha quedado delicioso y la idea de acompañarlo con cuscus maravillosa.
    un beso y buena semana!

    ResponderEliminar
  3. Que rico!!! me encanta toda la comida oriental... las especias... los olores!! Besotes de la Vaca!!

    ResponderEliminar
  4. Me ha encantado la introducción y por supuesto la receta .

    El toque del cuscus perfecto ;)

    Besinos, buen comienzo de semana guapa.

    ResponderEliminar
  5. No sabia nada de este plato y me ha encantado!!
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Estupendo plato!!! me encanta como te ha quedado y ese acompañamiento le va genial.
    Un beso

    ResponderEliminar
  7. Yo tampoco la conozco mucho, pero todos los platos que llevan cuscus me gustan mucho!!!Bss

    ResponderEliminar
  8. A mí estos guisos me encantan. Al tajín le tengo echado el ojo hace tiempo, a mí esos cacharritos me transtornan, jajaja. Ahora, con esta receta que has puesto, ya tengo todavía más ganas de traerlo para casa.
    Genial receta!!
    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Qué delicia de plato! no lo conocía pero voy a hacerlo enseguida, me encanta el contraste de sabores que lleva esta receta!

    ResponderEliminar
  10. La cocina de Jamie es deliciosa, y a tí te ha quedado genial!!!. un beso.

    ResponderEliminar
  11. A mí ya siendo de Jamie Oliver es que me gusta todo de este hombre, se ve muy rico.

    Saludos

    ResponderEliminar
  12. Apetecible a más no poder, guapa. A mí me encanta la cocina marroquí.
    Por cierto, ¡gracias por el enlace a la tienda Amazon!. Voy a ver si consigo algo de Tessa Kirós.
    Besotes.

    ResponderEliminar
  13. Si te digo la verdad, este plato es nuevo para mí.Me gustan los ingredientes pero nunca lo he tomado "así".Desde luego la presentación está llena de color y parece que lo estoy oliendo desde aquí.
    Un abrazo,
    María José.

    ResponderEliminar
  14. No conocía este plato pero entre la receta y la explicación, me ha encantado.
    Tendré que probarlo.
    Besos

    ResponderEliminar
  15. Yo no conozco este tipo de cocina, pero esto tiene muy buena pinta. Pero yo sin aceitunas!!!!
    Besitos,
    Esther
    http://comosiempremadreando.blogspot.com

    ResponderEliminar
  16. ¡¡Que delicia de plato¡¡ Me encantan todos los ingredientes y el cordero me parece la carne ideal para este plato.
    ¡¡que ganas tengo de tener un tajin¡¡
    bss
    Patricia

    ResponderEliminar
  17. Con el recipiente adecuado o sin el me gusta este plato, tiene una pinta espectacular.
    Besos.

    ResponderEliminar
  18. Pero buenoo!tanto tiempo hace que no te visito ??pero si te ha salido un faro en la cabeceraa!!que monadaaa!me ha encantado este plato, porque no lo conocia, y porque creo que lo has preparado genial!un besitoo

    ResponderEliminar
  19. Sacer, una delicia, así sin más.

    Besotes.

    ResponderEliminar
  20. Exquisito seguro, no hay mas que ver esas fotos, que dan ganas de comerselas .... me encanta el cuscus, que ahora me dado por ponerlo para acompañar muchisimos platos. Voy a probar con tu receta, y convencida de que me queda rico, despues del exito del lomo con almejas, que quedo para chuparse los dedos, seguro que no tardo en volverlo a hacer, estaba buenísimo tenías razón...
    bsts. maite

    ResponderEliminar
  21. Te ha quedado una entrada sensacional y esas fotografías son fantásticas. Te felicito, te ha quedado preciosa la entrada.
    La receta me encanta, me gusta cocinar cosas diferentes y los sabores especiados son mis preferidos.

    Besos!!!

    ResponderEliminar
  22. Hola Sacer, me encanta la cocina marroquí y sin embargo no conocía las tangías, me ha gustado mucho que nos lo cuentes. El plato tiene una pinta magnífica y tu idea de añadir la calabaza me parece estupenda!! un besote guapa

    ResponderEliminar
  23. gran cocinero Jamie Oliver, me encanta. Y este plato te quedó genial! bexinos

    ResponderEliminar
  24. Que exquisitez de receta, me ha encantado, tendre que probarlo, eso sí un dia de fiesta, ya que los laborables... no hay tanto tiempo para prepararlo.

    Un beso
    http://desdelacuinadelhort.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  25. Nunca probé este plato y me parece muy rico¡¡¡
    No conozco mucho la comida marroquí y creo que ya es hora de probar algo y puedo empezar por esta rica receta que has hecho. Osea que apunto la receta y la haré en cuanto pueda.
    besitos,
    Ani.

    ResponderEliminar
  26. Te felicito ,es la primera vez que entro en tu blog rastreando a otras compañeras,he llegado hasta él me has sorpredido gratamente, las recetas mi felicitación si me lo permites amiga,yo tengo un blog de poco tiempo pero poco a poco jjjjj me pondre al día no te parece reinajjjjj chao

    ResponderEliminar
  27. Este tipo de cocina es maravillosa, los sabores se mezclan y el plato queda fantástico.
    Me ha encantado la receta, esos ingredientes le van de maravilla al cordero.

    Besitos guapa,

    ResponderEliminar
  28. Gracias guapa por tu comentario, ya tienes la receta colgada, si es que tus deseos son órdenes para mí, jejejeje.

    Un besote y feliz domingo!!!!

    ResponderEliminar
  29. Que delicia de receta!!! Hummmm que maravilla de ingredientes y de aromas. Te ha quedado de lujo!!!

    Un Besazo enorme guapa

    ResponderEliminar
  30. Sacer, esta receta ya tengo yo ganas de hacerla..me encanta la cocina del Magreb y la verdda es que para ser tu primer contacto es espectacular cariño!!!
    Que tengas un feliz comienzo de semana linda!!

    ResponderEliminar
  31. siempre consigues transportarnos a lugares lejanos, a mi Jaime O. me tiene exortizada y tu tangía a su estilo más, te quedó super apetecible!
    Mxos Bsos Da & Mer

    ResponderEliminar
  32. ¡Que receta más buena! y con mucho contraste de sabor. No suelo hacer mucho cous-cous, pero reconozco que me gusta.

    ResponderEliminar
  33. Fantástico.

    La Mezcla de especias, el cous cous, y la carne en tajine es una mezcla de éxito seguro.

    Ayer comencé a pulbicar una serie de platos en tajine en Directo al Paladar, aunque ayer era un artículo para cómo preparar las ollas de barro.

    Un abrazo

    ResponderEliminar