lola

Los mejores macarrones con chorizo para celebrar la medalla de bronce en balonmano


Bueno, al final nuestros chicos de la selección de balonmano se han venido a casa con la medalla de bronce así que enhorabuena a ellos y a sus familias. Fue un partido de infarto, igualadísimo hasta el final. Yo estaba que me comía las uñas. Los últimos cinco minutos me tuve que levantar porque no podía parar quieta, ¡qué nervios! Y al final ganaron. Es espectacular la progresión que ha tenido este equipo en tan sólo dos años. Después de quedar décimoterceros en el anterior mundial disputado en 2009 y ocupar la sexta plaza en el último europeo ahora han conseguido esa medalla de bronce que tantas veces se nos ha resistido (sí, a mi también je,je,je). Así que chicos, enhorabuena. Nos habéis hecho disfrutar de lo lindo. Ahora os toca a vosotros.... Si queréis ver un pequeño resumen de su periplo podéis pinchar aquí.




Y volviendo de nuevo a la cocina, hoy os traigo un delicioso plato de pasta un tanto especial. Veréis siempre he tenido la tentación de cocer la pasta en un líquido que no fuera agua para ver cual era el resultado. La primera vez lo intenté con leche y sólo a mi se me ocurre ponerme a experimentar en una cena con amigos. Y entre que éramos unos cuantos y que la cazuela era más bien pequeña para tanta cantidad, podéis imaginaros lo que pasó. Sí, eso, que el encargado de remover el invento no pudo evitar que aquello se agarrara y tomara un regustillo a quemado que ni la salsa de tres quesos pudo enmascarar del todo. Ya os podéis imaginar lo que vino después, que ya me decían todos que aquello no podía resultar bien. Claro, que la ley de Murphy no quiso que aquel fuera el único fiasco de la noche (je,je,je). De postre preparé una Mousse de turrón siguiendo al pie de la letra una receta de Reyes Farina. ¿Sabéis cual fue el resultado? Pues como dijo uno de mis amigos, aquello parecía chapapote. De sabor estaba rico pero la presencia era eso, como el chapapote, denso, denso. Claro que en mi descarga he de decir que yo sólo me limité a seguir las instrucciones al pie de la letra. Vamos que fue un estreno por todo lo alto. Todavía se acuerdan, casi los dejo sin cenar. Y como una testaruda es un rato decidí volver a probar, esta vez en casita y ahora sí, con mucho cuidado y mucha leche (buena) y removiendo sin parar. El resultado, un plato de pasta igual de rico que de la forma tradicional pero más engorroso, o sea hacer el tonto pa na. Así que decidí probar esta vez a cocerlos en caldo de carne aprovehando que los iba a servir acompañados de ragú (salsa de carne) y el resultado fue estupendo. Después, hace un par de años leyendo algo sobre una receta francesa que se llama macaronade se me encendió la lucecita y probé a cocerlos en salsa de tomate. Y despuès de que una amiga me dijera que ella los hacía en la olla express pensé, vale pues yo, por cambiar, pruebo en el horno. Y este es el resultado, espectacular y desde luego más fácil imposible. Mi hermano dice que son los mejores macarrones con tomate que ha probado nunca.


INGREDIENTES

Chorizo riojano picante que no esté muy curado (mejor si está más fresco), 5oo grs. de macarrones, 2 latas grandes de tomate natural triturado, aceite, sal, pimienta, queso emmental y albahaca o romero frescos.



La elaboración es muy sencilla. En una sartén grande ponéis un buen chorro de aceite y rehogáis en él durante unos segundos las rodajas de chorizo y el romero (sólo queremos que dejen un poco de sabor). Mientras tanto ponemos los macarrones en una fuente de horno grande y profunda. Cuando esté listo el refrito lo sobre nuestra pasta y mezclamos bien para que se embadurnen con el aceite. A veces cuando tengo prisa ni siquiera rehogo el chorizo sino que lo troceo y lo pongo directamente en la fuente junto con un buen chorro de aceite y lo mezclo todo bien y queda perfecto. A continuación añado el queso emmental rallado y vuelvo a mezclar para que se reparta homogéneamente. Añadimos los dos botes grandes de tomate triturado natural. Salpimentamos e incorporamos también dos cucharadas y media de azúcar para contrarrestar la acidez del tomate. Espolvoreamos más queso por encima. Si os gusta más podéis cambiar el romero (mejor fresco) por albahaca también fresca. De cualquiera de las dos maneras está delicioso. Ahora simplemente llevamos al horno y dejamos (dependiendo del tipo de pasta) unos 35-40 minutos, hasta que esté hecha. Dejamos reposar 5-10 minutos y ya está listo para servir.
No os he puesto la cantidad de chorizo porque yo siempre lo hago a ojo pero una cosa sí que os digo, sed generosos y partidlo en trocitos pequeños para que se reparta bien. Si no queréis hacerlos con chorizo lo podéis susitituir por salchichas frecas o incluso atún con aceitunas negras. El único límite es vuestra imaginación.

Por cierto, esta fuente roja ya la he utilizado otras veces y me gusta mucho. Fue amora a primera vista. La compré en Genevieve Lethu. Ya os he hablado de esta tienda anteriormente aquí, me encanta. Os lo digo porque la última vez que la utilicé me preguntaron varias personas por correo dónde la había comprado. Y si alguien está interesado en tenerla y no tiene la suerte de vivir en Logroño que sepáis que podéis comprarla también en Amazon a través de mi tienda aquí.

36 comentarios:

  1. Me ha gustado mucho. Yo para la pasta soy bastante purista ;-) pero esta receta tuya me ha tentado...
    Un besín

    ResponderEliminar
  2. Riquisimo plato y desde luego contundente!!
    Bss.

    ResponderEliminar
  3. Tu si que sabes. Yo siempre los cuezo a la manera convencional, luego esos si rehogo el chorizo y echo los macarrones antes que el tomate para que se impregnen en el aceitillo, pero esta receta es el no va mas...la probaré la próxima semana o este fin de, seguro que alucinan.
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Una receta archiconocida reinventada. Me ha encantado tu versión y no dudes que la probaré! Un besote

    ResponderEliminar
  5. Hola Sacer !!!

    Yo nunca los he hecho en el horno, bueno para gratinarlos si ;-) pero para cocerlos siempre de la forma tradicional, asi que tengo que probar pues viendo tu resultado merece la pena.

    Felicidades por esa medalla de bronce , seguro que este plato a ellos les encantaría.

    Besinos guapa.

    ResponderEliminar
  6. Vamos por partes
    primero: Enhorabuena por ese pedazo de medalla de bronce, sé que tu la vas a disfrutar tanto o más que ellos. Por cierto me has aficionado, cachis!
    Segundo, menudos macarrones te has marcado, la idea me encanta eso de que lo pongas todo en esa preciosa cazuela y el horno se encargue del resto es que me gusta.
    Tercero. esconde la fuente que como te la pille me la llevo.
    Un besazo OE, OE, OE, OE!, VAMOS CHICOS!, OE, OE

    ResponderEliminar
  7. Enhorabuena a la selección española de balonmano. Mi hijo me comentó el otro día que habían perdido y ya les había perdido la pista.
    Sorprendente esta receta sin cocer los macarrones de modo tradicional, habrá que hacer la prueba.
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Una buena idea, seguro que así quedan mucho más sabrosos. Tomamos buena nota!!
    Y enhorabuena a esos chicos de la selección de balonmano!!

    ResponderEliminar
  9. Oye, me encanta la idea, guapa...
    Fuiste muy valiente: yo, desde que tuve alguna "eventualidad" similar a la tuya (un pudding de salmón y aguacate que no cuajaba ni a la de 10, y me tocó improvisar una ensalada en el último minuto) siempre procuro experimentar con los de casa antes, jajaja.... Por si las moscas.
    Probaré a cocer la pasta así, que creo que me encantará.
    Besotes, guapa.

    ResponderEliminar
  10. Querida Su! Con invitados mejor no innovar, pero por suerte eran amigos de los buenos. La pasta no es mi fuerte, así que seguiré tus instrucciones para ver si me salen tan bien como a tí. besotes mi guapa y felicitaciones por esa medalla de bronce de tus chicos del balonmano, me alegra muchísimo

    ResponderEliminar
  11. Me encantan!! ya sé que hacer con el chorizo que me sobró ayer de las lentejas. Las recetas clásicas suelen triunfar mucho. Besos!

    ResponderEliminar
  12. Esto es un clásico de las cocinas españolas...
    ¿Cuántas cenas habrán solucionado?
    Besotes

    ResponderEliminar
  13. Estas hecha una alquimista de la pasta je je je.
    Me encanta la idea.
    Felicidades a ti tambien por tu amada seleccion de balomano yo creo que un cachito de medalla es tuyo por lo mal que lo pasas con ellos.

    ResponderEliminar
  14. Me encantan los macarrones con chorizo, es que le van que ni pintado.

    Saludos y enhorabuena

    ResponderEliminar
  15. Pues te han quedado muy ricos esos macarrones, aunque yo ahora estoy intentando guardar la linea, así que mejor no miro mucho la foto jeje.
    Menos mal que tengo a "alguien" en casa que se come todos los dulces que hago jejjee.

    Un besito!

    ResponderEliminar
  16. Pues nunca los he tomado con chorizo y a juzgar por el aspecto me he estado perdiendo un buen plato de macarrones!!!! los probaré!!! un besito y felicidades a los campeones!

    ResponderEliminar
  17. Como me he reído con tus inventos!
    Yo he probado macarrones con chorizo pero así tan sofisticados no, más de estar por casa. Esto si que es una novedad: sin agua y al horno. Me ha picado la curiosidad!
    Besos.

    ResponderEliminar
  18. Amiga! tus fiascos seguro que no lo fueron tanto!!! aunque si me dices que ni la salsa de quesos no pudo enmarcarar el tufillo...ja ja ja ja me imagino tucara. Eso nos ha pasado a todas y seguro que más veces a mí que a ti...pero yo no cuento esas experiencias...ja ja ja ja Los macarrones con chorizo me traen unos recuerdos estupendos de mi infancia. Mi abuela siempre nos los preparaba cuando íbamos a su casa porque sabía que nos encantaban!claro que ella no usaba albahaca y mira que a la pasta le va de lujo!!! esos "inventos" ni siquiera los conocía por aquel entonces. Así que los tuyos han de estar absolutamente deliciosos...a ver si te vienes por Sevilla y me los preparas!!!!!!!!!! besos!

    ResponderEliminar
  19. Hola Sacerdotisa¡¡¡ Que bien les venia a nuestros chicos de balonmano un platito de estos macarrones tan ricos¡¡¡ Me ha parecido muy curiosa esta forma de elaborarlos directamente en el horno¡¡¡ Me gusta cocinar en el horno porque mientras el trabaja a nosotros nos da tiempo de hacer otras cosas¡¡¡ Besos¡¡¡

    ResponderEliminar
  20. Qué risa, cómo he disfrutado con tus anécdotas, jajajjajaja.

    Fantástico el plato y con una pinta deliciosa.

    un besazo

    ResponderEliminar
  21. Felicidades por la medalla de bronce, que ilusión y que alegría.
    Y para una celebración así unos buenos macarrones, aunque yo los cuezo a parte, me imagino que es hasta que le pilles el truquillo.
    Que ricosss con chori
    besoss guaaaaaaaa

    ResponderEliminar
  22. Te han quedado genial, y jamás se me hubiera ocurrido poner los macarrones sin cocer en el horno, yo los hago antes!!Cuestion de probar
    Un beso

    ResponderEliminar
  23. Ayyyyyyy que cosas se te ocurren...jajaja, me parto contigo!
    Esta receta va directa a favoritos... me encanta!!! Es facil, estoy segura que riquísima y sin manchar nada!!! Genial!!!

    ResponderEliminar
  24. te han quedado muy ricos. Me gustan mucho los macarrones con chorizo. Probaremos esta receta. Bss.

    ResponderEliminar
  25. Estoy a regimén y creo que he engordado 3 kilos solo con mirarlos. Se he hace la boca agua.
    Bessos

    ResponderEliminar
  26. Qué gracia con tus inventos. Vaya valor!!!
    En casa nos encantan los macarrones con chorizo. Me llevo tu versión.
    Me extrañaba que no me llegaran actualizaciones de tu blog y resulta que debí de olvirdar hacerme tu seguidora. Imperdonable. Con lo que me gustan tus entradas
    Besos

    ResponderEliminar
  27. Tremendos estos macarrones!!! y con chorizo! que buenos!!! imposible resisitirse a esta receta. SIn duda me la llevo.
    Muchos Besoss

    ResponderEliminar
  28. ¡qué entusiasta eres del deporte!! yo estoy enferma al pensar que esta tarde juegan el Almería y el Barça otra vez (soy del Almería!!) y ¿que nueva humillación nos esperará...?
    bueno, este planto de macarrones es exquisito, de por sí me gustan con chorizo y así preparados... ¡me lo apunto!
    besos

    ResponderEliminar
  29. Pues me gusta mucho esta receta y el motivo de la celebración aún más. Estos chicos se lo han "currado".
    Besos "sacer"

    ResponderEliminar
  30. Síííííííí, cuando ganaron me acordé de ti y de lo nerviosa que estarías, ja,ja.
    Me apunto ese toque de romero en los macarrones.En casa cuando hay macarrones con chorizo disfrutamos todos.
    Un abrazo,
    María José.

    ResponderEliminar
  31. que buenos!!!y lo que más me gusta es que los pones en el horno y te puedes poner con otras cosas, son súper sencillos!Me he hartado de reir con la cena catastrófica, si es que hay días que mejor no te metas en la cocina. Sabes que me pasó un día??le regalé a una amiga unos muffins de turrón divinos de la muerte, me quedaron preciosos!!total que se los doy y cuando los prueba pone cara rara y se me encendió la bombillita: se me olvidó echarle azúcar!!!!asi que eran totalmente insipidos, ayyy que cabreo me pillé.Besitos!

    ResponderEliminar
  32. Por dios esto debe quedar un espectàculo! un abrazote

    ResponderEliminar
  33. jajaja, lo que me he podido reir con tus experimentos en esa cena!!! Susana!!! los experimentos mejor hacerlos previamente, cuando viene alguien mejor hacerle algo ya probado de antemano!!! jejeje, te digo esto, pero a mi ya me ha pasado más de una vez hacer pruebas con gente, y al final, he escarmentado.
    Respecto a la receta, me parece deliciosa.
    Es curioso, mi profesora de cocina ya me advirtió de la posibilidad de cocer directamente la pasta en el horno. En su caso, se refería a las placas de lasaña, pero entiendo que por extensión, también se puede aplicar a los macarrones. Pero la verdad, aunque confío muchísimo en sus sabios consejos, eso me costó creerlo y pensé "hasta que no lo vea no lo creo".
    Y ahora te veo a ti, haciendo lo mismo, así que tendré que creerlo. Imagino el increible sabor que deben de tener, haciéndose con el jugo de la salsa de tomate, que delicia, madre mía!!! No me extraña que a tu hermano le hayan gustado. ya no solo cogen sabor por el añadido de la salsa, si no por la cocción en si.
    El añadido del chorizo, me parece una estupenda opción. Lo he comido muchas veces en los restaurantes Gino´s, de la cadena Vips, y me encantan, pero así caseros, tienen que ser infinitamente mejores.
    Respecto a la fuente, no sabes lo que me arrepiento de no haberme traido una cuando estuvimos juntas en la tienda. Mas que nada fué por la imposibilidad de decidirme con el color, eran todas taaaaaaaaaaaaaaannnn bonitas!!!
    Luce muchísimo en las fotos.la verdad.
    Besotes gordos y buen finde!!!
    Ahora sigo comentándote tu última receta.

    ResponderEliminar
  34. Me parece una idea estupenda, lo único que no se es a que temperatura he de poner el horno y si el calor es solo por abajo o abajo y arriba.
    Un saludo!!!

    ResponderEliminar
  35. Anónimo,

    Me alegro de que te guste la receta. La temperatura de los hornos cambia mucho de un modelo a otro pero yo lo pongo a 180ºC y enciendo el gratinador. La primera vez es mejor probar y ver si con 30 minutos la pasta está cocida, sino dejamos un poco más. Yo cambién de horno hace algo más de dos años y de uno a otro iban diez minutos de diferencia a la misma temperatura.

    Lo más importante para el éxito de la receta es ser generoso con la cantidad de chorizo y por supuesto que éste sea de buena calidad. Lo demás ya ves que está chupado. Espero que te guste si la pruebas.

    Un besito,

    Sacer

    ResponderEliminar