lola

Tortilla Alaska al estilo Banoffee -delicioso-

Gracias al concurso de los 300 seguidores os estoy conociendo mejor a muchos de vosotros, sobre todo a los que me seguís desde el anonimato. Poco a poco os iré contestando a todos, sólo os pido un poquito de paciencia. Los despitados que todavía no se hayan apuntado al sorteo del robot de cocina pueden hacerlo aquí

Una de las cosas que más me ha llamado la atención a cerca de vuestros gustos ha sido comprobar que los más golosos echábais en falta más recetas dulces. Así que me he puesto manos a la obra y esta receta de hoy os la quiero dedicar especialmente a vosotros y deciros que a partir de ahora me acordaré de vosotros más a menudo. Espero que no sea solo cuando me suba a la báscula (je,je,je). Me vais a arruinar la operación bikini. No sabéis cómo me he puesto con este postre. Imposible describiros lo delicioso que estaba y sí, hablo en pasado porque ya no quedan ni las migas y eso que lo hice ayer por la tarde. En casa ha sido todo un éxito a pesar de que ninguno somos muy de merengue (de hecho a mi no me gusta) pero no nos hemos podido resistir. Creo que se ha convertido ya en uno de mis favoritos. Um, ¡qué rico!


 Este poste es una afortunadísima versión de la tortilla Alaska, incorporando el contraste de sabores que encontramos en la tarta banofee y el resultado es simplemente espectacular. Si alguien está pensando que algo tan delicioso tiene que resultar complicadísimo, le diré que está de enhorabuena porque este es un postre que podemos preparar en sólo diez minutos. Poned el cronómetro en marcha y veréis que no os engaño. Yo, como soy un poco masoca, he hecho la versión larga, elaborándolo todo en casa, pero veréis que la versión exprés es igual de espectacular. 

Algunos estaréis pensando que se me ha ido la olla. "Pero no dice que es un postre, ¿entonces por qué se llama tortilla Alaska?" Bueno, eso deberíamos preguntárselo mejor a su inventor, el físico americano Benjamín Thonson de Rumford. Para demostrar que las claras de huevo son malas conductoras del calor ideó un ingenioso experimento que consistía en cubrir totalmente una bola de helado con claras de huevo batidas, o sea merengue. Al flambear su preparación comprobó que el helado no se derretía demostrando así que estaba en lo cierto, las claras de huevo eran malas conductoras del calor. En realidad lo único que hacía que el helado se derritiera era el pripio calor ambiental. El Sr. Benjamín denominó a su postre  tortilla noruega aunque en español se le conoce como tortilla Alaska o tortilla sorpresa. ¿Os animáis a probar?


Los que no lo sabíais ya habréis adivinado que la tortilla Alaska es un postre elaborado con una plancha de bizcocho sobre la que colocamos algo de fruta, encima una capa de helado y finalmente, cubriéndolo todo, un meregue suizo que podemos gratinar o flambear con algún licor. 

En este caso vamos a utilizar un spoge cake como base, nuestra fruta serán unos plátanos, para darle un toque crujiente pondremos también unas nueces, utilizaremos helado de dulce de leche y finalmente acabaremos cubriendo con el merengue suizo.  Esta vez he elaborado yo misma el bizcocho y el helado pero por supuesto podéis comprarlo ya hecho.


INGREDIENTES para la VERSIÓN EXPRÉS

Una bolsa de sobaos, 3-4 plátanos maduros (cortados en rodajas gorditas), 75 grs. de nueces, 1 litro de helado de dulce de leche y merengue suizo (leer más abajo)

Cogemos una fuente que sea un poco profunda y forramos el fondo con una capa de sobaos. Encima ponemos las rodajas de plátano. Es importante que lo cubran todo. Troceamos groseramente las nueces con las manos repartiéndolas uniformemente encima de la fruta. Con una cuchara vamos sacando montoncitos de helado y vamos cubriendo toda la superficie. Ahora ya sólo nos queda colocar encima con ayuda de una cuchara el merengue que acabamos de hacer. Cuando lo tengamos listo lo llevamos a gratinar al horno hasta conseguir que se nos dore por arriba. Es importante poner fuerte el gratinador y mantener abierta la puerta del horno. Si tenéis un soplete lo podéis gratinar con él y si lo preferís podéis flambearlo con ron pero haciéndolo en el horno queda delicioso.


Si sois un poco masocas, como yo y queréis hacerlo todo en casa aquí os dejo las recetas que podéis utilizar.


MERENGUE SUIZO

4 huevos no demasiado grandes, 300 grs. de azúcar normal, 6 gotas de limón

La elaboración del merengue suizo es muy sencillo. Se trata de montar las claras sobre un baño María. Lo primero que tenemos que hacer es separar las claras de las yemas (estas últimas las podemos reservar para otra preparación). Ponemos al fuego una cazuela con tres o cuatro dedos de agua y dejamos que empiece a hervir, en ese momento bajamos el fuego al 4. Encima colocamos un bol con las claras y las gotitas de limón (sin que llegue el culo a tocar el agua), como si quisiéramos ponerle una tapa a nuestra cazuela. Inmediatamente empezamos a batir sin parar en ningún momento porque se cuajarían las claras y se nos formarían unos grumos muy desagradables. Poco a pocos vamos incorporando todo el azúcar,  cucharada a cucharada. ¿Cómo sabremos que está listo? Cuando veamos que ha adquirido una textura firme, firme, con los típicos picos que no se bajan. Además si lo probamos notaremos que los granitos de azúcar se han disuelto totalmente. En ese momento retiramos del fuego y ya lo tenemos listo.


SPONGE CAKE

3 huevos, 250 grs. de azúcar vainillada, 50 grs. de mantequilla, 100 de leche entera, 225 grs. de harina, 2 cicharaditas de levadura, 1 pizca de sal, mantequilla para huntar el fondo del molde

Calentamos el horno a 180ºC. Mezclamos los huevos con el azúcar vainillado y batir bien hasta obterner una mezcla esponjosa de color casi blanco que dobla el volúmen. Ya os he dicho alguna vez que yo nunca compro esencia de vainilla ni nada parecido sino que elaboro mi propia azúcar vainillada triturando 3 ó 4 vainas de vainilla secas con 1 Kg. de azúcar así que esa es la que he utilizado. A parte mezclamos la mantequilla derretirda con la leche e incorporamos a la mezcla de los huevos. Tamizamos la harina con la levadura y añadimos a lo anterior. Mezclamos con cuidado para que no se nos baje mucho. Echamos la mezcla en el molde y llevamos al horno a 180ºC durante 30-50 minutos, dependerá de vuestro horno. Yo he utilizado para hacer el sponge cake la misma fuente en la que iba a servir el postre. Para utilizarlo sólo tenemos que esperar a que se enfríe y cortarlo longitudinalmente en dos. Utilizamos sólo la mitad sino resultaría demasiado gruesa la capa de bizcocho.


HELADO de DULCE de LECHE

600 grs. de dulce de leche, 225 ml. de nata de 35% de materia grasa, 1 taza de nata de 35% de materia grasa, 1 taza de leche entera, 1 cucharada colmada de azúcar vainillado

Como me acabo de comprar una heladera me animé a hacer yo misma el helado y el resultado me encantó. A lo mejor os resulta un poco extraña la relación de ingredientes porque os pongo 225 ml de nata y luego una taza más pero fui improvisando un poco partiendo de otras recetas que encontré por la red. Al principio iba a añadirle sólo 225 ml. de nata y dos tazas de leche pero finalmente cambié las proporciones así que os las dejo tal cual lo hice. Se trata simplemente de mezclar todos los ingredientes con ayuda de unas varillas y poner directamente la mezcla en la heladera y dejar que ella haga el resto del trabajo. A mi me gusta después ponerlo al menos un par de horas en congelador. Si no tenéis heladera lo metéis directamente al freezere y lo sacáis al menos dos veces cada hora para ir rompiendo la mezcla con ayuda de un triturador, un tenedor o un cuchillo y evitar así que se formen los desagradables cristales.


DULCE de LECHE casero
1 bote de leche condensada grande

Como estaba en plan casero total la noche anterior dejé preparado el dulce de leche. Tan sencillo como poner el bote de leche condensada cerrado en una cazuela lo suficientemente profunda como para que el agua cubra 3 ó 4 dedos por encima de la leche condensada. Cuando empiece a hervir lo dejamos una hora al fuego. Pasado ese tiempo apagamos el fuego y lo dejamos enfriar dentro. Mejor hacerlo la noche anterior.

Uf, es más pesado escribir la receta que hacerla. Ya habéis visto que la versión exprés es súper sencilla. Animaros y ya me contaréis, os vais a poner las botas y a disfrutar como enanos.
 

64 comentarios:

  1. susanita, con este postre has dado exactamente en la tecla de mis gustos.
    ADORO EL MERENGUE!!!!!!!
    Hace tiempo que tengo entre ceja y ceja la tortilla alaska, pero aún no me he atrevido a meterle mano, pero viendo como te ha quedado, ainsss, que ganitas!!!!!
    Lo que no veo yo muy claro es lo del plátano, que una vez probé a hacer un bizcocho, y como a mi no me gustan los plátanos maduros, no me gustó el bizcocho con sabor a plátano maduro.
    Pero vamos, que me la apunto.
    Besitos

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Madre mía qué pinta tiene ese merengue...!!! Me priva el merengue... Acabo de hacer unas manzanas asadas... pero las cambio por un trozito de tu Banoffee!!

    ResponderEliminar
  4. Bueno, bueno, bueno, que foto!, que merengue tostadito!, que receta!. Sacer me tienes babeando!.
    Que rica receta primor.
    Un beso y buena semana!

    ResponderEliminar
  5. un postre super rico. Se ve estupendo. Bss.

    ResponderEliminar
  6. A mi tampoco me gusta el merengue, pero ya me has picado el gusanillo. Muy buena explicación del origen, porque lo desconocía.
    sitos

    ResponderEliminar
  7. ELVI,

    A lo mejor me he explicado mal.Tiene que ser un plátano normal pero que no esté verde, vamos en su punto, maduro pero sin pasarse. La verdad es que es un contrapunto delicioso al dulzor del merengue y del helado. A mi me ha encantado. Pero puedes utilizar la combinación de fruta y helado que más te guste para hacer tu propia versión.

    Por cierto, esta semana hablamos pero a partir del miércoles que hoy y mañana los tengo imposibles.

    Un besito, me voy

    Sacer

    ResponderEliminar
  8. Delicioso es poco para este pedazo de postre...madre del amor hermoso es una pasada..la foto espectacular!!
    Me llevo la receta que me ha encantado.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Pues genial la receta dulce de hoy; todo va bien en su justa medida.
    El postre tiene un gran trabajo, vaya curro, todo caserito así que doble o triplemente agradecida.
    Un beso y me paso por la entrada del sorteo.

    ResponderEliminar
  10. tengo pendiente el banoffee para hacer pero tu versión se ve deliciosa.

    ResponderEliminar
  11. Pues si que la conocía, de hecho le tengo unas ganas que no te cuento, aunque el helado de dulce de leche me ha dejado con la boca abierta.
    Te ha quedado genial, preciosa y como siempre con unas fotos buenísimas.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  12. Qué rico, me gusta mucho la versión exprés.
    Me imagino una visita inesperada y sin saber que hacer solucionada con este postre tan maravilloso.
    Besos

    ResponderEliminar
  13. madre mia...geniaaaal..!!..
    yo tengo la receta..pero no me atrevo a hacerlo ..por la explosion de calorias..je.je....
    la que yo se va con masa de galletas en el fondo..y con dulce de leche..
    pero vamos la tuya es infinitamente mejor..
    un beso

    ResponderEliminar
  14. Ohh qué buenooo! Así no se puede vencer a la operación bikini. Es muy duro esto jaja. Bss

    ResponderEliminar
  15. Qué bueno!! Yo tampoco soy mucho de merengue pero si dices que te gusta entonces lo probaré seguro :D
    Me apunto la versión express ;)
    Un beso!

    ResponderEliminar
  16. Que impresionante es esta tortilla, que rico tiene que estar esto.

    Saludos

    ResponderEliminar
  17. Que rico postre con la perfecta combinación de todo lo que me gusta. Saludos

    ResponderEliminar
  18. Bueno Sacer, no harás casi nunca cosas dulces, pero con esta recta te has superado, y eso que yo tampoco soy de merengue. ¡Vaya pinta que tiene!.
    Un abrazo.

    www.cocinandoencasa.net
    www.dulcisimosplaceres.net
    www.todasmisrecetasdecocina.net

    ResponderEliminar
  19. Me encanta!! Realmente una delicia! ¿se puede pedir más?, Ésto es un 4x1. Una fantástica aportación a los dulces.
    Doy fe que es deliciosa. Algo parecido con merengue suizo, sobre unas exquisitas frutas preparé, no hace mucho tiempo, receta de esas que van junto con otras acumulándose, pero en mi caso fue en tarrinas individuales.
    Genial!! una maravilla pasar por aquí.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  20. Se ve delicioso, y las fotos como siempre de revista!!

    Un abrazote

    ResponderEliminar
  21. Ahhh que despistada estoy...felicidades por to 300+ seguidores. :)

    ResponderEliminar
  22. Tiene una pinta estupenda, pero yo no consigo que me suban los bizcochos sin levadura, espero conseguirlo algún día (Elena)

    ResponderEliminar
  23. Que deliciaaaaaaa!!! y que original este postre, a mi seguro que me encanta, probare tu receta sin duda
    Un besote

    ResponderEliminar
  24. Sacer, las fotos lo dicen todo y desde luego es espectacular. Siempre me ha gustado este postre.
    Te ha quedado de verdadero lujo.

    Besos,

    ResponderEliminar
  25. Maravilhosa receita!Tenha uma boa semana. Um abraço, Marta

    ResponderEliminar
  26. A mi me has conquistado con el pastel esponja, que es una de mis debilidades, absolutamente genial, las flores me encantan siempre en las fotografias un gusto a la vista y al paladar.

    Besiños.

    ResponderEliminar
  27. Yo no soy muy golosa pero con esa presentación y con sobaos, jeje....no me haría de rogar para comerme una buena ración. Me ha gustado mucho la explicación. No sabía que las claras de huevo son "aislantes".
    Besotes.

    ResponderEliminar
  28. FINUCA,

    No lo había mirado de ese modo pero tienes razón. O sea que si en verano queremos una cabañita frequita en la que no entre el calor nos podemos hacer una estilo iglú pero con claras de huevo (je,je,je).

    Un besito,

    Sacer

    ResponderEliminar
  29. ay que deliciaaaaaaaaaaa. dame un pedazo pero ya se ve deliciosa esa mezcla de sabores ...mmmmmmmmmmmmmmmmmmmmm

    ResponderEliminar
  30. Que pinta Sacer!!! Y que rico tiene que estar con platano y nueces....
    Un besin!!

    ResponderEliminar
  31. Que ricoooooooo!!! me voy a por una cuchara grandotaaaaa!!! no quiero perder bocaooo!! Besotes de la Vaca!!

    ResponderEliminar
  32. Qué buena pinta tiene esto. Seguro que es un poco laborioso pero merece la pena verdad? Un beso :)

    ResponderEliminar
  33. Estás lista si empiezas hacer dulces por contentar a los seguidores,eso pasa factura...
    Pero se agradece es un postre espectacular.El merengue no me va mucho,pero el plátano en postres me encanta y ya con todo lo demás.
    Tremendón ;))

    Un beso

    ResponderEliminar
  34. Vaya tortilla Alaska, y ole por la explicación, como siempre ilustrándonos, enhorabuena y me llevo una ración.
    Besitos

    ResponderEliminar
  35. Me gusta esta receta, tiene una pinta muy buena. Yo este fin de semana voy a hacer la banoffee de Jamie a ver que tal sale ¿has probado?

    ResponderEliminar
  36. Me lo apunto para cuando pase el verano! jejeje
    Un beso wapa!

    ResponderEliminar
  37. levitando estoy con esta receta!!! uhmmm

    ResponderEliminar
  38. Con este postre habrás hecho feliz a los más golosos. Tiene muy buen aspecto.
    Besos.

    ResponderEliminar
  39. Hice el banoffee ordinario, era exquisito!! Pero tu versión creo que es mejor!!

    Besitos

    ResponderEliminar
  40. Con una receta así se olvida una de la operación vikini pero ya mismito....
    las recetas de manans

    ResponderEliminar
  41. Una pasada de postre, y si sabemos dosificar los tiempos, lo podemos hacer todo en casa, como tú has dicho. Yo esque soy también un poco masoca. Me encanta y con esas fotos tan maravillosas lo realzan todavía más. Y yo aún no me he apuntadod a tu concurso, voy a ver si busco un poco de tiempo y lo hago. Yo también he puesto en marcha otro concurso, espero que te animes. Besos.

    ResponderEliminar
  42. Pues la verdad es que yo tampoco soy muy de mererngue pero con tus explicaciones y fotos me has convecido.Tiene que estar muy rico.Adoro el plátano y con las nueces mucho más.No me imagino ese helado cubierto por el merengue.Ya me veo este fin de semana soplete en mano...
    Un abrazo,
    María José.

    ResponderEliminar
  43. Susana, que hermoso blog Gracias por tu amable visita. Ando medio ocupada y ni siempre visito los blogs como quisiera, pero de ahora en más lo haré, Me encanta el merengue suizo, y esta receta la verdad es que me encanto. Tengo que probarla.

    ResponderEliminar
  44. Que presentación mas bonita,las fotos preciosas mi niña,nunca he comido banoffe,no soy de merengue,aunque viendo el tuyo dan ganas de meter la cuchara ^^
    besotes!! ;))

    ResponderEliminar
  45. Soy masoca pero por venir a verlo y a dieta!!!!!!!!!!!!!
    Que rico!
    Además con todo caserito tiene que ganar un montón.
    Besos.

    ResponderEliminar
  46. Que bueno que tiene que estar esto... Me pienso animar pronto a probar la version expresss a ver...

    ResponderEliminar
  47. Una entrada estupenda y muy completa. A pesar de que te cargas la operación bikini de muchas, tb has abierto el apetito goloso de otras y otros. En mi pueblo y en Valencia en general, se hace un postre parecido pero sin helado y es exquisito, punta de diamante se llama. Yo lo recuerdo siempre en las fiestas caseras de comunión de mis hermanas. Besos y buenas noches desde Valencia

    ResponderEliminar
  48. Vaya pinta que tiene esta tortilla!!! Y que rico tiene que estar. Besitos.

    ResponderEliminar
  49. Probé esta tarta hace muchos años. Recuerdo que era mi primera cena de empresa y me sorprendió. Además la encendieron allí delante de todos (Cosas de los noventa!). Me pareció estupenda.
    Esta tuya es una maravilla, primero por ser todo casero y segundo por la combinación de sabores. Vaya fotos!!!
    Besitos,
    Esther

    ResponderEliminar
  50. Que de cosillas ricas.
    Un saludito

    ResponderEliminar
  51. Que rico ese postre y qué preciosidad!!. besos

    ResponderEliminar
  52. Que delicia Sacer,madre mia,no puedo resistirme a este lujo de tortilla y con capas de fruta,helado y merengue,tiene que ser un deleite para disfrutarlo lentamente¡¡¡
    Las fotos osn preciosas.
    Un besote enorme guapetona.

    ResponderEliminar
  53. Tiene que estar delicioso este postre, tiene una pinta increible!!!!

    ResponderEliminar
  54. Menuda tortilla ..tiene que estar de rechupete ..y con el merengue ..ya lo maximo .Se ven unas fotos increibles .bsss MARIMI

    ResponderEliminar
  55. Por cierto, aún no he hecho tu risotto... me muero por hacerlo pero tengo que esperar a que mi dieta se termine!!!

    Besos!

    ResponderEliminar
  56. Como sepa igual tan bien como parece...la foto es preciosa!!

    ResponderEliminar
  57. Te felicito, un postre delicioso, y unas fotos perfectas. BEsos.

    ResponderEliminar
  58. Había leído algo sobre este dulce, pero nunca me he animado a hacerlo. No me tientes, no me tientes... Una pinta deliciosa, unas fotos preciosas...
    Un besote

    ResponderEliminar
  59. Pero que delicia de receta, me gusta todo ....hasta el nombre!!! te ha quedado de lujo!!
    Besos

    ResponderEliminar
  60. hay que ver la pintaza que tiene esta tarta y lo bonitas que son las fotos ;)

    Salu2, Paula
    http://conlaszarpasenlamasa.cultura-libre.net
    http://galletilandia.blogspot.com

    ResponderEliminar
  61. Bueno te diré que el merengue no es mi fuerte, pero ........... TE JURO que no podría resistirme a este maravilloso postre que hoy me has dado a conocer

    BESOS

    LA COCINA DE LAS PINUINAS

    ResponderEliminar
  62. Hemos comido en casa el "banoffee pie" y es una delicia; éso sí, contundente a más no poder; exige una buena caminata previa o a posteriori para desgastar tanta caloría, ja ja ja.

    Tu pastel tiene una pinta estupenda, maravillosamente deliciosa. ¡Ya estás alimentando mi gula y no puede ser! A la porra la operación bikini ... je je je.

    Besos y feliz finde.

    ResponderEliminar
  63. Madre mía, tanta elaboración merece la pena. El aspecto es absolutamente magnífico, sin palabras. El que algo quiere algo le cuesta.
    Un saludo!

    ResponderEliminar